El explorador Curiosity encontró materia orgánica en marte

10 de julio de 2018

10 de julio de 2018 — Durante más de cien años, la comunidad científica ha debatido si hay o hubo vida en Marte. Las sondas exploradoras Viking que a mediados de los 1970s se suponía iban a aportar respuestas, arrojaron resultados ambiguos. Dado que el agua, hasta donde sabemos, es el prerrequisito primario para la vida, los exploradores Spirit y Opportunity tuvieron la tarea de buscar señales de que hubiera habido agua en el ahora planeta considerablemente seco. Esa misión se logró cuando, además de las regiones que se ven desde la orbita que sin lugar a dudas parecen ser cuencas secas de ríos y lagos, los exploradores encontraron minerales que, en la Tierra, solo se forman en el agua. Pero la vida en la Tierra es orgánica (contiene carbono, con otros elementos constituyentes) y ninguna nave espacial había encontrado materia orgánica en Marte. Hasta ahora.

Desde que aterrizó en Marte el agosto del 2012, el explorador Curiosity de la NASA ha estado perforando rocas, revelando su contenido mineral. Después de tres años de analizar los datos de los instrumentos del explorador, los geólogos y químicos anunciaron el 7 de junio que encontraron la veta madre: una colección diversa de moléculas orgánicas. “Desde una perspectiva de habitabilidad nosotros consideramos que estas moléculas potencialmente pudieron haber representado vida anteriormente, o que pudieron haber sido alimento para la vida o quizá vida futura” dijo Jennifer Eigenbrode del Centro de Vuelos Espaciales Goddard de la NASA. “Hemos estado perplejos durante 40 años desde el Viking, sobre ¿dónde están las moléculas orgánicas en Marte?”. Ahora, dijo, “lo sabemos”.