Modi: el mundo nos convoca a elevarnos por encima de las divisiones y rivalidades para trabajar juntos

4 de junio de 2018

4 de junio de 2018 -- El primer ministro de India, Narendra Modi, dio el discurso de apertura en la reunión anual del Instituto Internacional de Estudios Estratégicos (IISS, por sus siglas en inglés) de la Cumbre de Seguridad en Asia, conocida como el Diálogo Shangri-La, el pasado viernes 1 de junio, en donde planteó un visión de futuro compartido para Asia y para el mundo, en una antítesis completa de los axiomas geopolíticos británicos de de los anfitriones imperiales británicos que organizan el evento. Modi llegó a la reunión luego del venturoso diálogo personal que sostuvo recientemente por separado con el Presidente de China, Ji Xinping, y con el de Rusia, Vladimir Putin, para hablar ante este público de profesionales de la defensa de unos 50 países, como el representante de una de las civilizaciones más antiguas del mundo. De entrada dejó muy en claro que India contempla jugar su legítimo papel en el mundo para forjar el Nuevo Paradigma que viene surgiendo en base a los objetivos comunes de la humanidad.

“Por miles de años, los indios han volteado hacia el oriente. No solo para ver salir al Sol, sino también para rogar que su luz se difunda por todo el mundo. La humanidad ve ahora al oriente naciente, con la esperanza de ver la promesa de que este siglo 21 le espera a todo el mundo, porque el destino del mundo se verá profundamente influido por el rumbo de los acontecimientos en la región indo-pacífica”, dijo al inicio.

“Porque esta nueva era promisoria se encuentra también atrapada en las placas cambiantes de la política mundial y en las fallas sísmicas de la historia. Yo estoy aquí hoy para decir que el futuro que buscamos no tiene que ser tan evasivo como Shangri La; que podemos forjar esta región en nuestras esperanzas y aspiraciones colectivas”, dijo Modi, en referencia a la mítica región del Shangri La.

Modi se refirió a la región Indo-Pacífico como “una región natural”, y rechazó la noción de quienes utilizan ese término para fomentar las operaciones geopolíticas contra China. “India no ve a la región Indo-Pacífico como una estrategia o un club de miembros limitados. Ni tampoco como un agrupamiento que busca ominar. Y de ningún modo la consideramos como algo dirigido contra ningún país. Una definición geográfica, como tal, no puede ser. La visión de India para la región Indo-Pacífico es, por lo tanto, positiva”, dijo de manera muy específica Modi.

“Los océanos tienen un lugar importante en el pensamiento indio desde los tiempos anteriores a los vedas. Hace miles de años, la civilización del Valle del Indo, así como la península india, tenía comercio marítimo. Los océanos y Varuna, el Señor de todas las Aguas, tiene un lugar prominente en el más antiguo de los libros del mundo, el de los Vedas”, explicó.

De este modo, “el Océano Índico ha forjado gran parte de la historia de India. Ahora tiene la llave de nuestro futuro. El océano tiene el 90% del comercio de India y de nuestros recursos energéticos”. Pero al mismo tiempo, representa “la línea vital del comercio global... y ahora lleva buques de las grandes potencias. Ello plantea preocupaciones de estabilidad y de contienda”, señaló.

En este sentido, India busca “cooperar para una arquitectura para la paz y la seguridad de la región”, pero advirtió que la paz solo es posible “si no regresamos a la era de las rivalidades entre las grandes potencias. Yo he dicho esto antes: Asia de las rivalidades nos refrenará a todos. Asia de la cooperación forjará este siglo. Así que, toda nación se debe preguntar: ¿Prefieren construir un mundo más unido, o forzar nuevas divisiones? Es una responsabilidad que tienen tanto las potencias existentes como las emergentes. La competencia es normal. Pero, la competencia no se debe convertir en conflicto; no se debe permitir que las diferencias se conviertan en disputas”.

Modi habló de la “autonomía estratégica” de India, en virtud de la cual mantiene una asociación con Estados Unidos, con Japón, Corea, Rusia, China y África, como reflejo de un orden mundial multipolar necesario. “Nuestras amistades no son alianzas de contención” hacia nadie, reiteró. En este contexto, dijo que “ninguna otra relación de Indica tiene tantas facetas como nuestras relaciones con China. Somos los dos países más poblados del mundo y nos contamos entre los economías importantes que crecen más rápidamente. Nuestra cooperación se está ampliando. El comercio está creciendo, y hemos mostrado madurez y sabiduría en la gestión de los problemas y aseguramos una frontera pacífica”.

“En abril, en una reunión informal de dos días con el Presidente Xi, nos ayudo a cimentar nuestro entendimiento de que las relaciones firmes y estables entre nuestras dos naciones son un factor importante para la paz global y progreso del mundo”, agregó. “Yo creo firme que, Asia y el mundo tendrán un mejor futuro cuando India y China trabajen juntas en confianza mutua, sensibles a los intereses de cada uno”.

Modi concluyó su discurso con una bella declaración de que “este mundo se encuentra en una encrucijada. Hay tentaciones de las peores lecciones de la historia. Pero hay también una vía de sabiduría. Nos convoca a todos a un propósito superior: A elevarnos por encima de una visión estrecha de nuestros intereses y a reconocer que cada uno de nosotros puede servir mejor a nuestros intereses cuando trabajamos juntos como iguales en el bien más grande de todas las naciones. Estoy aquí para exhortar a todos a que tomemos esta vía”.

(El discurso completo en inglés se puede encontrar aquí: http://mea.gov.in/Speeches-Statements.htm?dtl/29943/Prime_Ministers_Keyn...).