Argentina se hunde en el caos financiero; Wall Street pregunta ¿podrá sobrevivir Macri?

9 de may de 2018

5 de mayo de 2018 —La crisis de largo tiempo de la moneda argentina llegó a su tope la semana pasada cuando una corrida contra el peso forzó la intervención del gobierno del Presidente neoliberal Mauricio Macri, gastando alrededor de $9 mil millones de dólares de las reservas nacionales en un período de dos semanas para detener la caída del peso, y subir las tasas de interés a un increíble 40% —de un 27.25% del 27 de abril. El gabinete de ministros y un equipo de economistas han tenido reuniones de energencia constantes en los días recientes.

La crisis ocurre en el contexto de un crisis social profunda que se deriva de las alzas astronómicas de los servicios públicos y el recorte de los subsidios. Los trabajadores está manifestando para detener los planes de reforma del gobierno que destrozarían los derechos de los trabajadores.

En tanto que, supuestamente, la intervención del Banco Central detuvo la caída del peso, Wall Street está muy nervioso del destino de su antes predilecto, Macri, y si es que este podrá imponer la auteridad severa que dice que es necesaria, y lograr llegar a las próximas elecciones presidenciales el año próximo. También están preocupados, tanto en la City de Londres como en Wall Street, por el hecho de que Macri ha aumentado ampliamente el endeudamiento extranjero del país, a $216 mil millones de dólares en el 2017, 20% más que el año anterior, en tanto que el crecimiento económico se ha estancado. Más de un analista ha sacado a relucir el fantasma de una crisis como la del 2001, cuando Argentina cayó en incumplimiento de su deuda.

El 3 de mayo, la agencia calificadora Fitch devaluó las perspectivas de largo plazo de "positivas" a "estables", lo cual dijo refleja las "fricciones de la política macroeconómica y los vientos políticos desfavorables que se han intensificado más allá de las primeras expectativas de Fitch". El enfoque "gradualista" de Macri a las medidas de austeridad fracasaron, argumentó Fitch, y exigió que aceleren las reformas monetaristas. El 28 de abril, Stratford, advirtió que "el chance que tiene Macri para ser reelecto podría verse severamente afectado si sus reformas no comienzan a generar más resultados económicos visibles".

El ministro de finanzas, Nicolas Dujovne, anunció el 4 de mayo, que el gobierno va a reducir el déficit del presupuesto, que era el 3.9% del PIB (Producto Interno Bruto) en el 2017, a un 2.7% este año, en vez del 3.2% establecido anteriormente. Dujovne también culpó a la oposición peronista en el Congreso por crear "incertidumbre", por atreverse a proponer una propuesta de ley "irresponsable" para derogar las alzas del costo de los servicios públicos.