La NASA cancela el único alunizador; pone en peligro el programa de viajes tripulados a la luna

3 de may de 2018

2 de mayo de 2018 — La comunidad científica se enteró la semana pasada de que la NASA había cancelado la única misión de alunizaje. La misión lunar Resource Prospector (Prospector de Recursos) tenía contemplado colocar un vehículo explorador en el polo sur de la Luna, perforar tres pies en el lugar y analizar los recursos, entre ellos el agua de hielo, lo cual sería fundamental para las futuras misiones tripuladas. Los ingenieros habían estado trabajando en la nave espacial por cuatro años y en el 2015 y 2016 se probaron los prototipos en la Tierra, informó el 27 de abril la publicación especializada The Verge. Lograron cancelar esta misión con la maniobra burocrática más burda: transfirieron el programa de la división de exploración espacial tripulada a la división de ciencias espaciales y después declararon que no había dinero suficiente para esto.

La respuesta del grupo de Análisis de Exploración Lunar, que es un grupo asesor independiente de la NASA y está compuesto de los mejores científicos lunares, fue inmediata. En carta al Administrador de la NASA, James Bridenstine, con fecha del 23 de abril, los científicos destacan que “la comunidad ve la cancelación de la misión con incredulidad y consternación, en especial cuando la Directiva #1 sobre Política Espacial del Presidente le instruye a la NASA a que vaya a la superficie lunar. Prospector de Recursos (PR) era la única misión para un vehículo de alunizaje en el polo que estaba desarrollando la NASA”. Por lo tanto, establece la carta,“la cancelación de la PR podría considerarse como que la NASA no es seria en cuanto a volver a la superficie de la Luna”.

Los depósitos de sustancias volátiles en el polo “podrían ser recursos viables no solo para apoyar la exploración humana del sistema solar sino también para una economía lunar próspera” afirman en la carta. La carta apela a la preocupación del gobierno sobre la actividad comercial en el espacio, y recuerda que existe “una gran cantidad de compañías privadas que están planeando explotar la Luna” y que ya “están planeadas seis misiones robóticas de alunizaje internacional a las regiones polares de la Luna entre ahora y el 2025, ya que otras naciones están apostando a obtener su parte en los recursos que nosotros sabemos están disponibles en la Luna”.

Bridenstine tuiteó una respuesta vaga, en el sentido de que “los instrumentos del Prospector de Recursos seguirán adelante en una campaña sobre la superficie lunar ampliada”. Nada sobre el cómo o el cuando. La NASA dio a conocer una declaración igualmente vaga, en el sentido de que habrá “después” más misiones a la superficie. Pero el gobierno tiene proyectado un presupuesto para la NASA totalmente congelado por los próximos cinco años. En vez de esto, el gobierno y el nuevo administrador le apuestan a que la industria espacial comercial desarrolle parte de la infraestructura que requiere un programa lunar. Como resultado de esto, los funcionarios de la NASA informaron que el alunizaje proyectado para un estadounidenses en la Luna se ha extendido hasta alrededor del 2030, más de cinco años después de los planes anteriores.

El Presidente Trump le dijo el año pasado al pueblo estadounidense que los Estados Unidos iban a regresar a la Luna. Ahora el gobierno tiene que cumplir con esa promesa.