EU acusa a Rusia de adulterar el sitio del supuesto ataque químico en Siria

19 de abril de 2018

18 de abril de 2018 — La reunión del lunes 16 del consejo ejecutivo de la Organización para la Prohibición de Armas Químicas (OPAQ), fue el escenario de acusaciones y contra acusaciones en donde Estados Unidos y el Reino Unido acusaban a Rusia de bloquear el acceso al sitio en Duma, Siria, donde ocurrió el supuesto ataque con armas químicas el 7 de abril. Lo que es peor, el embajador de Estados Unidos ante la OPAQ, Kenneth Ward, alegó que los rusos pudieron haber alterado el sitio del supuesto ataque químico del 7 de abril. “Nos preocupa que ellos pudieran haberlo adulterado con la intención de bloquear los esfuerzos por llevar a cabo una investigación efectiva de la misión en busca de evidencias de la OPAQ” dijo Ward, según informa el Wall Street Journal. Las mismas potencias que acusaban a Rusia de bloquear el acceso a la OPAQ al sitio del supuesto ataque químico, estaban más que felices, a finales del año pasado, en aceptar el informe de una investigación conjunta de la OPAQ y la ONU que ponía toda la culpa del supuesto ataque químico en Khan Sheikhoun, de hace un año, en el gobierno sirio, a pesar de que los investigadores declinaron visitar el sitio del supuesto ataque.

El embajador Alexander Shulgin, representante de Rusia ante la OPAQ le dijo al consejo que a Estados Unidos le preocupa que los inspectores pudieran no encontrar ninguna evidencia del ataque y les preocupa por lo tanto lo que pudiera ocurrir después. “El embajador de Estados Unidos dijo que expertos rusos visitaron el sitio del presunto ataque químico y que limpiaron algo ahí para ayudar a los sirios a cubrir sus huellas”, dijo Shulgin. “Nosotros consideramos esto como un intento burdo para tratar de amortiguar el golpe, en caso de que resulte que mintieron sobre lo que realmente sucedió ahí”.

“Nuestros socios estadounidenses parecen estar muy nerviosos, en estado frenético tratando de encontrar algo que pudiera justificar sus pasos, en caso de que se compruebe que son falsos sus alegatos sobre el uso de armas químicas en Siria”, afirmó Shulgin. “Probablemente temen que los expertos en el terreno refuten las teoría falsa que utilizaron como pretexto para atacar a una Siria indefensa”.

Parece que el nerviosismo estadounidense aumentó con la resolución del Consejo de Seguridad de la ONU en apoyo a la investigación que propusieron los rusos, pero que fue rechazada por Estados Unidos, el Reino Unido y Francia. “De manera sorprendente, pero este documento puramente técnico, inocuo, causó una especie de pánico entre nuestros socios” comentó Shulgin. “Inventaron todo tipo de pretextos, diciendo que el documento era innecesario, dado que el equipo de la OPAQ ya estaba actuando en el terreno. Trataron de atribuirle al documento cosas que no tenía en lo absoluto; es decir, que nosotros queríamos dictarle al liderato de la OPAQ qué hacer”.

Shulgin dijo más adelante que “fue realmente muy divertido ver al embajador estadounidense, que no escatimó ningún esfuerzo para que no se votara a favor de este documento. Aparentemente, los estadounidenses no necesitan ningún documento en lo absoluto, porque no necesitan ninguna investigación”.

Funcionarios rusos dijeron ayer que los inspectores de la OPAQ, que llegaron a Damasco el sábado 14 de abril, tendrían acceso al sitio del supuesto ataque el 18 de abril, pero informes noticiosos más recientes indican que los inspectores llegaron a Duma el martes 17. El Washington Post informa que la OPAQ no ha confirmado aún que su equipo haya llegado a Duma.