Profesor “antifascista” culpa a LaRouche por el señalamiento a los británicos en el ataque químico montado en Siria

19 de abril de 2018

17 de abril de 2018 — Si no aceptas la versión oficial de los medios masivos controlados sobre el Presidente sirio Bashar al-Assad y el Presidente ruso Vladimir Putin, “entonces eres cómplice de los tiranos de Damasco y Moscú”. Esto es lo que escribe Alexander Reid Ross, profesor de geografía de la Universidad Estatal de Portland y autoproclamado “antifascista”, en un artículo firmado publicado en el periódico israelí Ha’aretz del 17 de abril. El “tema” del artículo es sobre cómo los teóricos de las conspiraciones de “derecha” e “izquierda” han caído ambos bajo la “mirada benevolente” de Vladimir Putin. “En meses recientes, ha quedado cada vez más claro el cruce entre la izquierda y la extrema derecha en defensa del tirano de Siria y la geopolítica rusa”, escribe Ross. “Sus implicaciones son potencialmente desastrosas para el curso de la izquierda internacional y la sociedad política en general”.

Aparte de atacar a los blancos usuales, como el personaje de la radio Alex Jones y los personajes de los medios alternativos como Vanessa Beeley y Stephen Cohen de The Nation, quienes se han negado a aceptar la línea de los medios tradicionales sobre el supuesto ataque con gas del 7 de abril en el Este de Guta, Ross también apunta a Lyndon LaRouche por haberle puesto el dedo al imperio británico.

“Poco después de los ataques en Duma, el activista de extrema derecha Lyndon LaRouche culpó al Reino Unido de escenificar el ataque químico” escribe Ross. “Cuatro días después, el vocero de la Federación Rusa se hace eco extrañamente de las acusaciones de LaRouche, de que los británicos ayudaron a montar el ataque. Independientemente de si LaRouche, quien es conocido por tener partidarios rusos de alto nivel, haya influido o transmitido la narrativa del Kremlin, el predominio de dichas teorías conspirativas en la izquierda tiene una resonancia histórica sobrecogedora”. Cita a Chip Berlet, “veterano investigador de la extrema derecha”, como su autoridad sobre LaRouche, y quien le dijo a Ross que durante años, el blanco preferido de dichas teorías han sido los judíos. “Culpar a Inglaterra y a los judíos se remonta a antes de la Segunda Guerra Mundial y las teorías conspirativas sobre los Rothschild” dijo Chip Berlet. No importa que el imperio británico tenga una larga historia de genocidio que se remonta hasta el siglo XVIII.