Lo principal

                                                                                                                                                                                                                                                                                        

La historia será juzgada por las decisiones que tome la humanidad hoy

13 de abril de 2018
whitehousespring2018.jpg
La Casa Blanca, 5 de abril de 2018 (Foto oficial de la Casa Blanca por Joyce N. Boghosian).

12 de abril de 2018 — Decenas de miles de volantes con la declaración de emergencia del Comité de Acción Política de LaRouche, “¡BASTA!” (ver https://es.larouchepac.com/20180411) por todo Estados Unidos en las últimas 48 horas. Personas en el entorno del Presidente Trump en particular han sido advertidos sobre el peligro. El cuento descaradamente prefabricado de un falso ataque con armas químicas en Siria, pergeñado y circulado por los agentes británicos de los “Cascos Blancos”, piezas de los británicos dentro de las redes yihadistas, carece de toda evidencia o motivo a favor de Siria y de Rusia; se ha utilizado para evitar que el Presidente Trump lleve a cabo su propósito declarado: entablar una amistado con Rusia y con China, y sacar de Siria a las fuerzas militares de Estados Unidos, y acabar con las desquiciadas y genocidas guerras de “cambio de régimen” de una vez por todas.

No se puede subestimar el impacto de la intervención del movimiento de LaRouche. La declaración señala la coherencia de la histeria de guerra y del descarado allanamiento del FBI al abogado personal de Trump bajo la dirección de Mueller: “Estos dos sucesos atroces están íntimamente relacionados. A menos que te levantes con nosotros ahora mismo para detener esto, este país se encuentra en un grave riesgo. El intento descarado de chantajear a este Presidente para que lance la guerra en contra de la cual fue electo, se ha intensificado más allá de lo que nadie imagina”.

Por lo pronto, parece que el Presidente Trump ha recibido el mensaje, de que las provocaciones de guerra están dirigidas por las mismas piezas de los británicos que están moviendo el golpe del “Rusiagate” en su contra. Aunque publicó un tuit beligerante por la mañana del miércoles 11, donde dice que los misiles saldrán volando pronto, y ataca a Rusia y a Assad por el supuesto ataque con armas químicas, luego publicó dos tuits más donde dijo que “no hay motivo” para que siga la actual grave crisis entre Estados Unidos y Rusia, y que las dos naciones tienen que trabajar juntas en las cuestiones económicas y estratégicas. Trump señala que “Gran parte de la animosidad con Rusia es causa de la falsa y corrupta investigación de Rusia, encabezada por los partidarios demócratas o la gente que trabajó para Obama. Mueller es el que más conflicto tiene (excepto por Rosenstein que firmó la carta de FISA & Comey). No hubo colusión, así que se volvieron locos!”

Ayer el Presidente Putin habló calmadamente, en ocasión de la presentación de nuevos embajadores extranjeros que llegan a Rusia: “Ciertamente, el estado de cosas en el mundo es motivo de preocupación. La situación en el mundo se está volviendo más caótica; no obstante, todavía tenemos la esperanza de que eventualmente prevalecerá el sentido común, y que las relaciones internacionales tomarán un rumbo constructivo, y el sistema del mundo entero será más estable y más predecible... En cuanto a Rusia, nosotros seguiremos abogando de manera congruente por el fortalecimiento de la seguridad y la estabilidad regional y global, y seguiremos acatando rigurosamente nuestras obligaciones internacionales y fomentaremos la cooperación con nuestros socios de manera constructiva y respetuosa, guiados por las normas legales internacionales y por la carta de las Naciones Unidas. Vamos a promover un programa positivo para el mundo y con miras al futuro, y trabajaremos para garantizar el desarrollo sostenido, la prosperidad y el bienestar de la humanidad”.

Este programa “con miras al futuro” lo adopta la mayoría de las naciones del mundo, en la forma de la participación en la Nueva Ruta de la Seda iniciada por china, y en la defensa de la soberanía contra los terroristas patrocinados desde afuera, sean los saudíes o los británicos, o las piezas de los británicos en Estados Unidos. La unidad del mundo en torno al espíritu de la Nueva Ruta de la Seda, para acabar con la pobreza y con las guerras, ya no es solo un sueño; el nuevo paradigma está a nuestro alcance, si se le da el descanso final a la bestia moribunda del imperio británico y a su poder financiero en bancarrota, para liberar a los pueblos del mundo para trabajar en armonía. El propio pueblo británico, es cada vez más conciente de este hecho, como se ve en la reacción de la población, e incluso algunos parlamentarios tanto laboristas como conservadores, que han atacado las mentiras de Tony Blair y de Theresa May para lanzar una guerra, con base a las mismas mentiras sobre armas de destrucción masiva que utilizó Blair para lanzar la guerra en Iraq, la madre de todas las miserias y caos de todo el Sudoeste de Asia.

Difunde la declaración de LaRouchePAC por todos lados, y mueve a la gente de buena voluntad en todo el mundo para que se una a esta movilización en este momento decisivo para el futuro de la humanidad.