El aumento en las tasas de interés ya empieza a afectar a la economía estadounidense

28 de febrero de 2018

28 de febrero de 2018 — La subida de las tasas de interés en Estados Unidos ya ha comenzado a jalar a ciertos sectores claves de la economía estadounidenses, al mismo tiempo que amenaza con un estallido financiero más destructivo.

El diario Wall Street Journal reportó el lunes 26 en un artículo de primera plana, que la deuda marginal en el mercado de valores (compra especulativa de acciones con préstamos de las casas de corretaje) ha aumentado rápidamente a pesar del aumento en las tasas de interés, lo cual aumenta el costo del servicio de esa duda, lo cual hace más probable que hayan ventas repentinas de acciones por “ajuste de márgenes”. Hace solo tres meses, la deuda marginal llegó por primera vez al mismo nivel récord del 2007, del 2.4% del total del valor de todas las acciones que cotizan; ahora se está acercando al 3%, para sumar un total de $650,000 millones de dólares. El tema central del artículo del Wall Street Journal es que las ventas por “ajuste de márgenes” fue lo que aceleró el derrumbe del mercado de valores hace tres semanas, cuando tuvo el mayor desplome; y que todo indica que se va a repetir en el futuro próximo.

El mercado de vivienda también se ha visto afectado en Estados Unidos agudamente debido al aumento en las tasas de interés de las hipotecas desde el pasado mes de diciembre. Las ventas tanto de las viviendas nuevas como de las existentes han registrado una caída del 10% o más en conjunto en los dos últimos meses, y los expertos en bienes raíces han reportado que las ventas se han concentrado en lo que se conoce como el “segmento de lujo” del mercado de vivienda.

El cuello de botellas más importante podría ser la reducción del mercado de bonos municipales (bonos estatales y municipales), que resultaron golpeados como resultado inesperado de la “reforma fiscal” del Partido Republicano, además del impacto por el aumento de los intereses. La emisión de bonos municipales en enero fue 27% menor que la de enero de 2017, y con respecto a diciembre de 2017 la caída es de 57%.

“El volumen de nuevos bonos municipales en 2018 se dirige a una caída pronunciada”, según el servicio de seguimiento del mercado de valores, CUSIP Global Services. Las tasas de interés en los bonos municipales han subido más rápido que las tasas de los certificados del Tesoro, y por otra parte, se eliminó en la reforma fiscal la excepción tributaria por ingresos de los intereses a los inversionistas que compraban bonos municipales como “refinanciamiento por adelantado”.

Este mercado de bonos municipales es decisivo en las inversiones de infraestructura. Paradójicamente para la Casa Blanca, su plan de infraestructura, que se propone conseguir un billón de dólares para financiarlo, descansa principalmente en el mercado de bonos municipales que se está reduciendo.

Mientras tanto, el último cálculo que hace la agencia de evaluación del crédito Moody’s, para la emisión de deuda de la Tesorería de EU en 2018, es de $1.3 billones de dólares, casi el triple de la cantidad del 2017. Esa medida lo que conseguirá es mantener las tasas de interés al alza.