La RPDC dispuesta a iniciar pláticas directas con Estados Unidos

27 de febrero de 2018

27 de febrero de 2018 — Luego de que el Presidente de Corea del Sur, Moon Jae-in se reuniera el domingo 25 con el jefe de la delegación de Corea del Norte, Kim Yong-chol, vicepresidente del Comité Central del gobernante Partido de los Trabajadores, la Presidencia de Corea del Sur dio a conocer el lunes 26 una declaración en donde informa que Corea del Norte (RPDC) está dispuesta a iniciar pláticas directas con Estados Unidos.

La Casa Azul, residencia presidencial de Corea del Sur declaró: “La delegación de Corea del Norte dijo que Corea del Norte está totalmente dispuesta a hablar con Estados Unidos y estuvo de acuerdo en que las relaciones Norte-Sur no pueden estar separadas de las relaciones entre Estados Unidos y Corea del Norte”.

Después del anuncio de las nuevas sanciones de Estados Unidos en contra de Corea del Norte, la secretaria de prensa de la Casa Blanca, Sarah Sanders, dijo el domingo, desde Corea del Sur, que “si Corea del Norte opta por la desnuclearización le aguarda un camino más brillante. Veamos si el mensaje de hoy de Pyongyang, de que está dispuesta a sostener conversaciones, representa el primer paso en el camino de la desnuclearización”.

Kim Yong-chol encabezó la delegación norcoreana de ocho personas, entre los cuales estaban funcionarios responsables por su programa nuclear y diplomáticos a cargo de asuntos estadounidenses. Y según el servicio noticioso Yonhap, el Consejo de Seguridad Nacional de Corea del Sur dijo que Kim había reiterado el lunes, en reunión con su director Chung Eui-yong, que “las puertas siguen abiertas para el diálogo con Estados Unidos”.

Mientras tanto, la televisora internacional china CGTN informó que el Presidente Moon, de Corea del Sur, había exhortado al gobierno de Trump a que mantenga suspendidos los ejercicios militares conjuntos de la República de Corea (RC) y EU por lo menos por unos meses más.

Una perspectiva sobre el papel central que tuvo China en ese avance apareció en el servicio de noticias Nikkei de Japón, en un artículo fechado el 25 de febrero. Las fuentes de Nikkei informaron que el embajador de Estados Unidos en China, Terry Branstad, un viejo conocido del Presidente de China Xi Jinping, había sido invitado por China para que realizara tres “giras secretas” de noviembre a la fecha, por la Prefectura Autónoma Coreana Yanbian, en la Provincia Jilin de China en el río Yalu, frontera con Corea del Norte. La ciudad de Tumen en Jilin no está muy lejos del sitio de las pruebas nucleares de la República Popular Democrática de Corea (RPDC) en Punggye-ri.

Estas giras son sumamente inusuales para cualquier diplomático extranjero en China. Mediante las mismas, informa Nikkei, Branstad supo de primera mano qué tan tensa era la situación ahí y cómo la población coreana en Jilin se está volteando en contra de Cora del Norte; y se le envió una señal bastante directa a la RPDC de que China quiere firmemente que negocien la situación directamente con Estados Unidos.

También China, según las fuentes de Nikkei, ha asignado dos funcionarios de muy alto nivel para que vean que la situación en la península coreana avance hacia una solución.