Ustedes escojan: el imperium de la “democracia liberal” occidental, ó la democracia como China la está construyendo

16 de febrero de 2018

15 de febrero de 2018 –- En la videoconferencia semanal del jueves 8 de febrero, que se transmitió en español el viernes 9, la señora Helga Zepp-LaRouche, fundadora del Instituto Schiller, exhortó a que se abra un debate saludable, democrático e internacional sobre los respectivos méritos de los dos principales sistemas que contienden hoy, el del imperio británico o el chino.

Executive Intelligence Review (EIR) recomienda que lean la contundente columna de opinión que publicó el diario internacional chino Global Times el 11 de febrero, sobre “La democracia: una herramienta de Occidente para la dominación”, como una contribución útil para este debate que tanto se necesita.

El autor del artículo es Thomas Hon Win Polin, y aquí lo reproducimos en su parte medular:

“Luego de haber fracasado al no poder detener el avance de la influencia política y económica de China a nivel mundial, sin duda alguna ahora el imperium occidental va a concentrar sus esfuerzos para detener a China en los próximos años, en su caballito de batalla: la democracia. El secularismo y la democracia de occidente también funciona como una cabeza de playa invaluable para el imperio, para desestabilizar e incluso para imponer cambio de régimen a los gobiernos no occidentales que no le gustan”.

Hon describe el proceso de “democracia” con el que se ataca a las naciones, y señala que “si las cosas suceden sin tropiezos, ocurre una cambio de régimen. En caso contrario, se fomenta una revolución de color”.

Así que “la línea de ataque de la propaganda occidental en contra de China será: Dado que la democracia es evidentemente el mejor sistema de gobierno conocido por el hombre, todas las personas con sentido común lo anhelan. Quienes no lo anhelan, son, a lo sumo, infrahumanos...

“El imperio habla como si tuviera el monopolio sobre la democracia. Pero no lo tiene. Miren el caso de China. El término chino para ‘democracia’ es minzhu, que quiere decir literalmente ‘el pueblo está al mando’ ”. La democracia liberal al estilo occidental es solo una forma de democracia, y se trata “en definitiva de una oligarquía que sirve a los intereses de una pequeña minoría a expensas de una enorme mayoría”, señala Hon.

Tampoco las ideas democráticas son exclusivas de Occidente, señala. En el siglo 4 Antes de Cristo en China, “Mencio abogaba por el derecho que tenía la gente a cambiar a sus líderes si estos no estaban haciendo su trabajo correctamente. Este concepto, que fue desarrollado por el primer filósofo del Confucianismo, después del mismo Confucio, era un concepto radical. Este luego devino en el Mandato del Cielo, que es el concepto central de la gobernanza tradicional china...

“El sistema de gobernanza de la China de hoy, que se puede llamar ‘meritocracia centralizada’, es todavía una obra en proceso de desarrollo, que está evolucionando junto con el país. Contiene deficiencias que se tienen que abordar y se deben allanar”, reconoce Hon sin demora. “Pero en el sentido fundamental de colocar el interés de la población primero, hoy China ya es mucho más democrática que Occidente”.

Concluye citando seis ejemplos de cómo cada vez un número mayor de personas no occidentales observan lo que es realmente la “democracia” imperial; uno particularmente divertido dice: “La democracia es vudú, que convierte en plasta de manera instantánea el cerebro de las personas que de otro modo eran inteligentes”. Más específicamente, los puntos de vista que presenta son los que comparte un creciente número de “occidentales” que sufren bajo el imperio de la “democracia”.