Las vacunas podrían prevenir la muerte de 36 millones de personas y evitar que 24 millones caigan en la pobreza para el 2030

10 de febrero de 2018

10 de febrero de 2018 — Un estudio de la Universidad de Harvard, publicado en la revista Health Affairs, informa que además de las millones de vidas que se pierden innecesariamente, los inesperados costos en la salud orillan a unas 150 millones de personas a la pobreza cada año, en lo que ellos califican de “empobrecimiento médico”. El estudio, del cual informa la agencia noticiosa china Xinhua, evalúa el impacto que tendrían las vacunas para 10 enfermedades en 41 países en vías de desarrollo. El caso más dramático es el sarampión, en donde la vacuna podría evitar 22 millones de muertes de un total de 36 millones. Entre otras que tendrían una caída dramática se cuentan la hepatitis B y la meningitis. El estudio concluye que las vacunas tendrían un gran impacto en la reducción de la pobreza, causada por la hepatitis B, dado que ayudaría a unos 14 millones de personas a evitar la pobreza.

Un estudio del 2016 del Johns Hopkins encontró que por cada dólar gastado en inmunizaciones, se ahorran $16 dólares en costos de servicios de salud y pérdidas de salarios y productividad. El retorno en la inversión fue de $44 por cada dólar gastado, una vez que se contabilizan todos los factores.

“Ahora necesitamos redoblar nuestros esfuerzos para garantizar que cada niño, sin importar en dónde nace, tenga acceso a las vacunas que salvan vidas” dijo el Dr. Seth Berkley, de la Alianza por la Vacunación.