Cable submarino África-Sudamérica llegará a Brasil a principios de febrero; permitirá comunicaciones más densas y rápidas

1 de febrero de 2018

1 de febrero de 2018 — Se espera que en los primeros días de febrero llegué a Fortaleza, estado de Ceará, Brasil, el primer cable submarino que unirá a África y América del Sur, dijo el presidente de de la empresa Angola Cables, António Nunes. El cable submarino conocido como SACS, (siglas en inglés de Sistema de Cable del Atlántico Sur) que se extiende por más de 6,500 kilómetros, le va a permitir a los países de América del Sur comunicarse con África y Europa sin tener que pasar por Estados Unidos y a los países africanos llegar hasta los Estados Unidos a través de América del Sur sin tener que pasar por Europa. “El proyecto SACS representa una plataforma única para construir una red sur-sur a escala global” dijo Nunes.

El cable submarino SACS tendrá cuatro pares de fibras ópticas con una capacidad de 40 terabites por segundo (tbps). Empezará a operar en el tercer trimestre del 2018 y tendrá un tiempo de espera de 63 milisegundos, en comparación con los 350 milisegundos que requiere la actual ruta Angola-Europa-Fortaleza. La compañía también informó que se está cumpliendo con la programación en la construcción del centro de datos y recepción en Fortaleza y se espera terminarlo a tiempo.