Lo principal

                                                                                                                                                                                                                                                                                        

No creerías lo que acaba de suceder en el mundo

12 de enero de 2018
macron-terracottaworriors2.jpg
El Presidente de Francia, Emmanuel Macron, visita los Guerreros de Terracota, en su primer día en China en enero de 2018. Los Guerreros de Terracota se descurbieron en el mausoleo del primer emperador de China, y la UNESCO los clasificó como patrimonio de la humanidad. (Xinhua)

11 de enero de 2018 — Si vives en Estados Unidos, en Europa o en Iberoamérica, no creerías lo que acaba de suceder en el mundo, porque no lees ni oyes nada sobre ello.

El Presidente de Francia, Emanuel Macron, acaba de visitar China, en donde hizo el compromiso de que Francia va a colaborar con la Iniciativa de la Franja y la Ruta de China, que consiste en la realización de grandes proyectos de infraestructura en Eurasia y en África. Macron y el Presidente Xi Jinping de China se enfocaron en particular en la cooperación franco-china para desarrollar la tecnología nuclear para darle energía a la economía mundial.

Se trata del mismo gran “Plan Marshall” chino del cual seguramente has oído que “no se ajusta a nuestras normas occidentales” para la transparencia de los proyectos; que se trata de que China nomás quiere dominar a las naciones de Asia y de África, y de relucir en Occidente.

No solo están entusiasmados los 16 países de Europa Oriental de formar parte de esta Nueva Ruta de la Seda china. Ahora una potencia importante de Europa occidental también se entusiasma. Y Francia es miembro permanente del Consejo de Seguridad de la ONU.

Y la invitación a que se unan Estados Unidos e Iberoamérica a la Iniciativa de la Franja y la Ruta sigue abierta de par en par.

Una iniciativa para infraestructura es exactamente lo que ha estado esperando Estados Unidos desde que Donald Trump enfocó su campaña presidencial en ese tema. Pues ahí está: la Iniciativa de la Franja y la Ruta. Y si no, que le pregunten al gobernador de Virginia Occidental, que ya anda en eso.

Hablando del Presidente Trump, no creerías que el Presidente de Corea del Norte antier le dio a él el crédito por hacer posibles las nuevas pláticas entre Corea del Norte y del Sur, confirmando lo que el propio Presidente Trump había reclamado.

¿El mismo Presidente Trump, que como saben, intercambia insultos pueriles con el dictador norcoreano Kim, y nos lleva a todos al umbral de una guerra nuclear, cuando todo lo que quiere la gente de buena fe es que haya negociaciones? Pareciera que consiguió que empezaran las negociaciones entre las Coreas, y el Presidente surcoreano Moon Jae-In dijo “quiero mostrar mi gratitud” a Trump por ello. El Presidente Trump fue electo, después de todo, porque dijo que quería acabar con la intromisión permanente de Estados Unidos en más guerras, y también porque dijo que quería volver a industrializar la economía estadounidense. Es por eso que todo el año pasado se empeñaron en sacarlo del cargo.

No creerías nada de esto si consultas por lo general a los medios noticiosos de Europa, Estados Unidos o Iberoamérica. No creerías que el director fundador de EIR, Lyndon LaRouche y su esposa Helga Zepp-LaRouche plantearon el concepto de este Puente Terrestre Euroasiático de grandes obras de infraestructura hace 30 años, y le llamaron la “Nueva Ruta de la Seda” hace 20 años; que fue LaRouche quien despegó la campaña desde el 2007 para restaurar la ley Glass-Steagall de Franklin Roosevelt para dividir a los bancos de Wall Street, antes del crac; y que estas medidas se han planteado en las “Cuatro Leyes, de LaRouche, para Salvar a la Nación”, desde el 2014.

Ese es el mismo LaRouche a quien “nadie lo oye”. Su concepto original del Puente Terrestre Euroasiático de 1989 se le ofrece a Estados Unidos en la forma de la Iniciativa de la Franja y la Ruta de China. El Instituto Schiller y el Comité de Acción Política de LaRouche se han movilizado con un “expediente sobre Mueller” para defender al Presidente Trump del intento de golpe de Estado con el “Rusiagate”.

Ahora se están movilizando con un folleto de circulación masiva sobre las “Cuatro Leyes” de LaRouche y “El futuro de Estados Unidos en la Nueva Ruta de la Seda”, que le ha llegado a todos los miembros del Congreso de EU. Si va a haber una “iniciativa de infraestructura” en el informe del Estado de la Unión del Presidente Trump, ese es el único modo en que sucederá.

Únete a esa movilización, apóyala. No creerías lo que podría suceder.