Cámaras Agrícolas y Unión Agropecuaria unidos contra epidemia de drogas en condados agropecuarios

6 de enero de 2018

4 de enero de 2018 — La Federación Americana de Cámaras Agropecuarias (American Farm Bureau Federation) y la Unión Nacional Agropecuaria (NFU, en sus siglas en inglés) anunciaron el miércoles 3 una campaña conjunta para enfrentar la epidemia de drogas en la franja agropecuaria. El 8 de enero, sus presidentes tendrán una plática sobre “cómo superar la crisis de opiáceos” en la convención anual de las Cámaras Agrícolas, en Nashville, Tennessee. Las organizaciones están tomando otras medidas, tales como la creación de una página electrónica llamada FarmTownStrong.org, con enlaces útiles a los recursos que pueden utilizar las comunidades Rurales. Este año habrá una serie de reuniones públicas. El nombre que le dan a esta campaña en contra de las drogas es “Farm Town Strong”.

En el 2017 estas organizaciones encargaron una encuesta sobre la magnitud de la crisis del uso de drogas. El boletín de prensa que publicó la NFU el jueves 4 dice que, “el abuso de opiáceos ha golpeado particularmente duro las regiones granjeras. Setenta y cuatro por ciento de granjeros y sus trabajadores dicen que se han visto afectados directamente por el abuso de los opiáceos, en comparación al 46% de la población rural en general”. Zippy Duvall, presidente de las Cámaras Agrícolas dijo, que “ya por algún tiempo hemos sabido que la adicción a los opiáceos era un problema serio en la región agropecuaria, pero estas cifras son desgarradoras”. Roger Johnson, presidente de la NFU, dijo que “nosotros, como país, tenemos que tomar medidas al respecto”.

En los últimos 10 años, en los condados rurales a nivel nacional, pero en especial en la llamada “franja agropecuaria”, la población se ha reducido significativamente, no solo con pérdida de empleos (tanto en las granjas como en los comercios), sino también con una pérdida de la vida social y de las instituciones, escuelas, iglesias, tabernas, tiendas, hospitales, servicios de transporte, etc. Gran parte de estos condados votó por Trump en el 2016, y buscan una salida a su desesperanza.

En la práctica, la nueva campaña es bipartidista, como lo son las dos organizaciones, que tienen más de un siglo de fundadas, divididas históricamente, de tal modo que los miembros de la NFU son frecuentemente demócratas, y los de las Cámaras Agrícolas son comúnmente republicanos.