Dilma Rousseff y Cristina Fernández de Kirchner; se coordinarán en la respuesta a la persecución judicial en su contra

11 de diciembre de 2017

11 de diciembre de 2017 — El sábado 9 se reunieron en Buenos Aires, la ex Presidente de Brasil, Dilma Rousseff, y la ex Presidente de Argentina y ahora senadora electa, Cristina Fernández de Kirchner, en la casa de Fernández de Kirchner. Rousseff informó que ella se presentó para mostrar su respaldo y solidaridad a Cristina Fernández, a quien un juez acusó de traición el 8 de diciembre, con orden de detención preventiva, lo cual, sin embargo, solo puede ocurrir si la despojan de su inmunidad parlamentaria. El juez Claudio Bonadio alega que ella encubrió el papel que jugó Irán en el ataque a la Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA) en 1994 en Buenos Aires.

Las dos, amigas y aliadas políticas desde hace mucho tiempo, claramente están coordinando sus respuestas a la persecución judicial a la que ambas se han visto sujetas, junto con el ex Presidente de Brasil, Inacio Lula da Silva. El año pasado a Rousseff la derrocaron con un golpe de Estado judicial que dieron los banqueros.

Fernández escribió en su sitio de Facebook, tuve un “entrañable encuentro en mi casa con la compañera Dilma Rousseff. Entre otros temas, conversamos sobre una realidad que se está imponiendo en nuestros países. Un proceso que se denomina mundialmente ‘Lawfare’ y consiste en la utilización del aparato judicial como arma para destruir a la política y a los líderes opositores”. Esta es “una matriz que tiene otra pata fundamental en los medios de comunicación, una instancia central en esta estrategia de persecución. El objetivo es el mismo en Brasil y acá: ocultar el desastre económico que están llevando a cabo los gobiernos neoliberales en la región”, agregó.

En su página de Facebook, Rousseff comenta: “Estuve esta tarde con la senadora Cristina Fernández de Kirchner, en Buenos Aires. Para llevarle mi solidaridad y conversar con la ex Presidente de Argentina, una amiga querida de muchos años. Tratamos de hablar sobre una estrategia de combate contra el lawfare sistémico, que es el uso de la ley y de la maquinaria judicial como arma política contra los adversarios, al cual están sometiendo en Latinoamérica a varios líderes políticos, como ella y como el ex Presidente Lula, con el propósito de desgastarnos permanentemente e intimidarnos. Cristina es una líder política muy fuerte y una guerrera incansable por la defensa de los intereses del pueblo argentino. Ella está dispuesta y firme para resistir. Como lo estamos todos nosotros”.