Equipos del NFL en Londres: se hincan ante el himno y se paran para honrar al de “Dios salve a la reina”

29 de septiembre de 2017

28 de septiembre de 2017 — La locura de los actores de Hollywood que hacen llamados a asesinar a Trump y los atletas que se niegan a pararse ante el himno nacional, alcanzó un nivel de absurdo bastante revelador el domingo 24, cuando la Liga Nacional de Futbol (NFL) tenía su primer juego oficial programado para jugarse en Londres. La mayoría de los jugadores y entrenadores de los dos equipos, de Baltimore (el lugar donde se escribió el himno) y Jacksonville se arrodillaron o se agarraron de los brazos cuando se entonó el himno nacional estadounidense, después se pararon como resortes, algunos con la mano en el corazón, cuando se entonó el himno británico, “Dios salve a la reina”.

¿Es que estos patéticos “héroes” estadounidenses no saben lo que están haciendo? ¿Siquiera saben que los británicos fueron los que controlaban la trata de esclavos y el narcotráfico, que organizaron la Confederación para que acabara con los Estados Unidos y preservara el sistema esclavista, que son los responsables de la destrucción del sistema Americano de Franklin Roosevelt, que han destruido nuestras industrias y nuestras ciudades y han orillado a la población de color, entre otros, a la desesperanza, y son los que están orquestando ahora un intento de golpe en contra del gobierno de Estados Unidos?

Jim Brown, jugador, atleta y activista, tuvo el coraje de denunciar esta duplicidad. Al hablar con sus viejos compañeros de equipo, los Browns de Cleveland, fue entrevistado por ThePostGame, quienes le preguntaron lo que pensaba del mariscal de campo de la NFL, Colin Kaepernick, quien fue el que empezó la protesta el año pasado al hincarse durante el himno nacional en un juego, y ahora nadie lo quiere contratar. “Colin tiene que decidir qué es verdaderamente, un jugador de futbol o un activista”, dijo Brown. “El futbol es comercial, tiene dueños, tiene aficionados y uno tiene que honrar esto si está haciendo tanto dinero... Siempre se puede ser activista y futbolista, pero se tiene que entender que esto requiere de cierta inteligencia... Yo soy estadounidense, yo no profano mi bandera ni mi himno nacional. Este es mi país y voy a tratar de solucionar los problemas, pero lo voy a tratar de hacer de una manera inteligente”.