¿Se fortalecerá el huracán Irma con el clima espacial?

7 de septiembre de 2017

6 de septiembre de 2017 — ¿Cuántas personas saben que la trágica devastación del huracán Katrina se agravo por las condiciones climáticas espaciales? ¿Cuántas personas saben que es posible que veamos condiciones similares que influyan en el huracán Irma?

Durante las siguientes 24 a 48 horas (comenzando alrededor de las 10:00 PM hora del Este de Estados Unidos del 6 de septiembre), la agencia meteorológica de Estados Unidos, NOAA (por sus siglas en inglés) pronosticó que una fuerte tormenta geomagnética (G3) sacudirá y comprimirá el campo magnético de la Tierra. Esto muy posiblemente conducirá a lo que se conoce como depresión de Forbush (una reducción en el flujo galáctico de radiación cósmica que llega a la atmósfera de la Tierra).

Según la teoría cosmoclimatológica Svensmark, esto reduciría la tasa de ionización de la atmósfera superior, reduciendo la tasa de condensación de vapor de agua. Como han señalado el profesor Sergey Pulinets y sus colegas, esto también debe reducir la tasa de calor latente liberado, resultando esto en el enfriamiento de una atmósfera superior (y, por lo tanto, una diferencia de temperatura más grande entre el océano y la capa superior de la atmósfera).

Estas condiciones pueden crear ciclones y huracanes más fuertes, tal y como se mostró en estudios que se hicieron sobre el huracán Katrina y los ciclones tropicales; pueden ver: “Role of Variations in Galactic Cosmic Rays in Tropical Cyclogenesis: Evidence of Hurricane Katrina” (El rol de las variaciones en los rayos cósmicos galácticos en la ciclogénesis tropical; evidencia del huracán Katrina), de Bondur, Pulinets y Kim, 2008; y también “Effect of mesoscale atmospheric vortex processes on the upper atmosphere and ionosphere of the Earth” (Efecto de los procesos de vórtices atmosféricos a mesoscala en la atmósfera superior y la ionosfera de la Tierra) de Bondur y Pulinets, 2013.

Cuando comparamos las condiciones actuales respecto al huracán Irma con el caso del huracán Katrina, vemos que Irma se encontrará a dos días de la costa cuando nos golpee la tormenta geomagnética, y se espera que esta próxima tormenta geomagnética sea un poco mas débil que la que golpeó la atmósfera unos días antes de que llegara Katrina. Además estamos viendo una tasa mayor del flujo galáctico de rayos cósmicos, en el camino hacia el mínimo del ciclo solar generalmente más débil.

No está claro cuáles serán los resultados de esto, más sin embargo esto es ciertamente un acontecimiento digno de que lo vigilemos.