Jefe del Servicio Secreto de EU contrarresta la operación mediática contra la protección de la familia de Trump

23 de agosto de 2017

23 de agosto de 2017 — En medio de los llamados públicos para asesinar al Presidente Donald Trump, el diario de circulación nacional USA Today publicó el lunes 21 un artículo, que fue retomado de inmediato y ampliado por CNN y el resto de las hienas de los medios de comunicación, en donde plantea que la protección del Presidente y de su familia va a llevar a la bancarrota al Servicio Secreto. No la locura del Congreso de recortar el presupuesto, ni la destrucción que ha causado Wall Street de la base impositiva federal al acabar con la economía productiva, sino que “el Servicio Secreto va a la bancarrota... debido a los viajes frecuentes de Trump y su enorme familia”.

USA Today se cuidó de no hacer un llamado explícito a despojar de protección al Presidente y a su familia, pero esa era la amenaza implícita en el giro deliberado del cuento.

USA Today había entrevistado a Randolph “Tex” Alles, director del Servicio Secreto, sobre la crisis presupuestal de la agencia. Alles informó que más de 1000 agentes ya habían copado el límite salarial y de horas extras que permite la ley por agente para todo el año, alrededor de un tercio de sus empleados. Habló de la necesidad de que se tomen medidas legislativas para financiar las necesidades del Servicio Secreto de manera que pueda cumplir con sus obligaciones de protección, y de la relación de cooperación de la Casa Blanca con el Servicio.

Frente al giro peligroso que le dieron los medios de comunicación, Alles emitió el mismo día una declaración, en donde deja en claro que la dificultad presupuestal por la que atraviesa el Servicio Secreto “no se puede atribuir solo a la protección que requiere el gobierno actual, sino que más bien ha sido un problema continuo por casi una década, dado el incremento del ritmo de las operaciones”.

El Servicio Secreto “tiene el financiamiento para cumplir todas las necesidades actuales para lo que resta del año fiscal”, declaró Alles. Pero como ocurrió en el 2016, señaló, se necesita una medida legislativa para permitir que se hagan los pagos a los agentes que deben trabajar más horas extras de las aprobadas en el límite anual estatutario, y para hacerlo, la agencia ha estado trabajando con el gobierno, el Departamento de Seguridad Nacional y el Congreso.

Air Jordan 1