Ministros de Relaciones Exteriores del hemisferio occidental polarizan las Américas en torno a la crisis en Venezuela

10 de agosto de 2017

10 de Agosto de 2017 –- Luego de una reunión de dos días en Lima, Perú, 12 ministros de Relaciones Exteriores del hemisferio occidental, sin incluir a Estados Unidos, emitieron ayer la “Declaración de Lima”, donde declaran que Venezuela es una dictadura y una nación paria.

Aunque afirman que están a favor del diálogo y las negociaciones, la declaración no da ninguna solución y solo servirá para inflamar todavía más la crisis que de hecho ya ha dividido a las Américas. En la década del 2000, existía el llamado de modo informal, “Club de los Presidentes”, que en su momento lideraba el Presidente de Argentina, Néstor Kirchner, el cual trataba de forma exitosa las crisis regionales por medio de la colaboración y el diálogo. Dado que ese mecanismos hoy no existe, Londres está aceleradamente avanzando para que Venezuela estalle, junto con toda la región.

En la reunión de Lima estuvieron presentes los ministros de Relaciones Exteriores de Argentina, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Guatemala, Honduras, México, Panamá, Paraguay, y Perú. Por razones políticas Estados Unidos no pudo asistir, así que el representante de la reina Isabel del imperio británico asistió en su lugar. Estos 12, sin consultas a sus respectivos pueblos por supuesto, ahora se colocan en oposición a Uruguay, Bolivia, Ecuador, Venezuela y la mayoría de las naciones del Caribe.

La declaración apoya totalmente a la Asamblea Nacional (Congreso de Venezuela cuya mayoría hoy está en la oposición), y condena la Asamblea Constituyente por anticonstitucional, ya que fue creada de forma ilegal por el Presidente Nicolás Maduro, precisamente para anular a la Asamblea Nacional. La declaración denuncia la violencia y la violación de los derechos humanos, y respalda la expulsión de Venezuela del Mercado Común del Sur (Mercosur).

Mientras tanto, Colombia y Brasil se preparan para recibir decenas de miles de refugiados de Venezuela, informó Breitbart News el 7 de Agosto. Las ciudades de Cúcuta, Colombia y Roraima, Brasil, son los dos puntos principales por donde están saliendo los venezolanos. El número de venezolanos que está entrando a Brasil ya duplicó el número que entró en el 2016, y se comenta que el gobierno colombiano está estudiando la crisis de inmigración de Siria para que el país esté preparado a recibir nuevos refugiados. En el mundo, Colombia es el país que tiene la mayor población desplazada internamente, como resultado de décadas de largas luchas en contra de las narcoterroristas FARC. Desafortunadamente no está preparado para manejar esta oleada de venezolanos, quienes están entrando al país en un promedio de 25.000 personas al día.

Girls Air Jordan