Directora de The Nation ataca la “alianza impía entre los halcones demócratas y los neoconservadores”

10 de agosto de 2017

10 de agosto de 2017 — Al mismo tiempo que el semanario The Nation (el más antiguo y de mayor circulación entre los medios progresistas y liberales), publicó un poderoso artículo sobre la denuncia del VIPS relacionado al fraude del Rusiagate (ver nota respectiva), la directora y editora de The Nation, Katrina vanden Heuvel, escribió un artículo editorial que publicó el Washington Post el miércoles 9, con el título de “La alianza impía emergente entre los halcones demócratas y los neoconservadores”. En su artículo, ella identifica la histeria contra Rusia provocada de igual modo por los neoconservadores que nos llevaron a la guerra con Iraq, y por los demócratas de Obama (a los que Heuvel se refiere como “la pandilla de los indispensables personificados por Hillary Clinton”) que llevaron a cabo la destrucción de Libia y el fiasco de Siria.

“Es ilustrativo de su alianza emergente... la otra iniciativa de política exterior que sale de Washington: la Alianza para Asegurar la Democracia. Esa Alianza se describe a sí misma como una iniciativa bipartidista y transatlántica enfocada sobre Rusia. Tiene el propósito de desarrollar estrategias integrales para defenderse de actores rusos y otros, para disuadirlos y elevarles el costo, al mismo tiempo que trabajan para denunciar a los esfuerzos que realiza Vladimir Putin para subvertir la democracia en Estados Unidos y en Europa. Consideren está versión anacrónica del ‘Proyecto para el Nuevo Siglo Americano’ que lanzaron Kristol y Robert Kagan en 1997, que se quemaban por lanzar una invasión a Iraq. El Consejo Consultivo de la Alianza cuenta entre sus miembros a Jake Sullivan, el asesor de política exterior de Clinton, y a Mike Morell, el director en funciones de la CIA bajo Obama. Ellos se sientan cómodamente con Kristol y Mike Chertoff, el Secretario de Seguridad Interna bajo Bush, y el belicista congresista republicano Mike Rogers. Con todos sus antecedentes de fiascos catastróficos de política exterior, la casta dirigente se junta para atacar de nuevo”.

Vanden Heuvel no ofrece soluciones, ni siquiera lo intenta, pero al menos denuncia la perversa intención de esa “alianza impía” y concluye en que “ahora el país se encuentra en la terrible necesidad de un nuevo pensamiento sobre nuestra estrategia de seguridad nacional”.