Lo principal

                                                                                                                                                                                                                                                                                        

Desenmascara el fraude británico: Ellos están en bancarrota y mienten sobre Trump y el Rusiagate

3 de agosto de 2017
Organizadores de LaRouchePAC en una calle de Houston, Texas. Muchos automovilistas se pararon para discutir durante el día 2 de agosto de 2017 (Foto: Marsha Bowen / LaRouchePAC)

3 de agosto de 2017 — Desde Seattle hasta Greenwich, desde Francia hasta España, el movimiento internacional de LaRouche está denunciando el plan del imperio británico para derrocar al gobierno de Trump, un golpe sustentado completamente en la enorme mentira de que el Presidente de Rusia, Vladimir Putin, hackeó las computadoras del Comité Nacional Demócrata (CND) para entregarle la elección presidencial de 2016 en Estados Unidos a Donald Trump.

Esa movilización está teniendo sus efectos, pero ahora hay que intensificarla en un calendario recortado, antes de que el imperio británico tenga éxito con su intento de golpe, lo cual llevaría al mundo a un paso de una guerra termonuclear. Tenemos la posibilidad de cambiar la situación por completo, con la ayuda del memorándum del grupo Veteranos Profesionales de la Inteligencia por la Cordura (VIPS, en sus siglas en inglés), porque la mayoría de la población estadounidense no se traga el cuento de hadas sobre el supuesto rol jugado por Rusia, ni tampoco el plan de una confrontación y una guerra con Rusia y China. La gente no tiene una idea clara de cuáles son los programas que deben implementarse (esa es una tarea de educación que también recae en nosotros) pero si sabe que toda la histeria en contra de Trump en los medios de comunicación hiede muy feo.

Hay que develar el fraude de los británicos; ni los estadounidenses ni el Presidente Trump deben continuar jugando en base a las normas amañadas de su jugarreta. El suyo es un imperio que está en bancarrota, que está suplicando ser sepultado con los programas de la Glass-Steagall de Franklin D. Roosevelt, y la implementación de un sistema de crédito hamiltoniano que vincule a las Américas y a Europa con la Iniciativa de la Franja y la Ruta china.

Helga Zepp-LaRouche señaló que el Presidente Trump podría flanquear toda la maniobra en torno a la histeria del Congreso en favor de las sanciones contra Rusia, Irán y Corea del Norte (un proyecto de ley que, desafortunadamente, fue firmado ayer, aunque con una declaración de Presidente al firmarla que la caracteriza correctamente de inconstitucional) lanzando nuevas e inesperadas iniciativas, tales como la de llamar a una cumbre urgente para reunirse con el Presidente Putin y abordar conjuntamente problemas comunes con respecto a la economía, el terrorismo, el narcotráfico, etc.

Mientras tanto, se lleva a cabo una lucha política muy evidente dentro y en torno al gobierno de Trump en Washington. El vicepresidente Pence está haciendo un recorrido por las naciones de los Balcanes para promover el conflicto con Rusia, bajando hasta absurdos tales como el de caracterizar a Montenegro (que tiene una población de 600,000 personas), como una “inspiración para el mundo” por levantarse contra Rusia y unirse a la OTAN. Por otro lado, al mismo tiempo, Rex Tillerson, Secretario de Estados de EUA, le dijo a la prensa que él y el ministro de Relaciones Exteriores de Rusia, Lavrov, están “tratando de encontrar el modo de hacer que nuestras relaciones sean más cercanas”, y que “estamos trabajando con Rusia y otros” en la pelea en contra del terrorismo en Siria.

Si va a haber guerra o paz, depresión o desarrollo, en gran medida está en nuestras manos.

Sign our Petition: Congress, Suck it up & Move On—
It's time to Rebuild the Country