Anuncian demócratas “programa económico”. Claramente la EIR tiene el “Mejor Trato”

26 de julio de 2017

25 de julio de 2017 — En la conferencia de prensa que dieron 10 congresistas demócratas el lunes 24, que se suponía era para hablar sobre progreso económico para los trabajadores estadounidenses, se hizo necesaria la intervención de los representantes de la EIR para introducir una verdadera política económica: el restablecimiento de la Glass-Steagall, la creación de un sistema de banca nacional y la participación en la Franja y la Ruta.

Después de que el líder de los demócratas en el Senado, Chuck Schumer, admitió el 22 de julio que estaban tomando a los demócratas solo como un partido “anti-Trump”, él y otros dirigentes en el Congreso fueron hoy a Berryville, Virginia, a presentar lo que ellos han proclamado como su nuevo programa económico: “Un Mejor Trato”.

Pero lo sucedido le mostró a los presentes que los representantes de EIR de Lyndon LaRouche eran los que tenían un mejor trato que presentar en Berryville.

Schummer, con los senadores Amy Klobuchar, Mark Warner, Elizabeth Warren y Chris Van Hollen, junto con la dirigente de los demócratas en la Cámara de Representantes Nancy Pelosi y los representantes David Cicilline, Hakeem Jefrried y Manuel Lujan y Bustos, se las ingeniaron todos para hablar lo menos posible de la economía, en donde ninguno mencionó el restablecimiento de la Glass-Steagall, ni de hacer universal el Medicare (el seguro de salud público para la población de menores ingresos) ni hablaron de reconstruir la infraestructura. Ni siquiera revivir las manufacturas y la industrial que tontamente alegaron que les estaba yendo muy bien y que solo se necesitaban programas de aprendizaje y entrenamiento de personal para llenar las plazas.

Esto no representó ninguna alternativa a la política económica de la Casa Blanca o de los republicanos, lo que los demócratas presentaron a la clase trabajadora en esta zona de clase obrera y agrícola de Berryville. Asistieron a la conferencia de prensa unos 150 periodistas y personas de la comunidad.

Pero Anita Gallagher de la EIR intervino para recordarles que la economía se estaba hundiendo y enfrentaba “un estallido que iba a hacer aparecer el 2008 como algo menor”. ¿Por qué no proponían de manera clara y rotunda el restablecimiento de la Glass-Steagall y la creación de un banco de crédito nacional para nuevos proyectos de infraestructura? Un Schumer alterado respondió “No, no, no; estamos considerando cosas; estamos considerando muchas cosas que están sobre la mesa”.

La principal patrocinado de la Glass-Steagall, Elizabeth Warren, no respondió verbalmente. Pero al cubrir la intervención, el Washington Free Beacon informó que “en cuanto la mujer mencionó la Glass-Steagall, Warren hizo una danza de contenta para sorpresa de sus colegas congresistas”. El patrocinador Cicilline por Rhode Island en la Cámara de Representantes dijo después que él quería irse en grande con la Glass-Steagall pero que no estaba recibiendo apoyo del liderato.

Gallagher y Pat Salisbury de la EIR, que claramente tenían un ‘mejor trato’ fueron entrevistadas después por la radio WNYC de la ciudad de Nueva York y por Star de Winchester, y un reportero del New York Times discutió después extensamente sobre sus intervenciones. Todos con los que se habló de entre los asistentes, se mostraron muy contentos de que hubieran intervenido.