Lo principal

                                                                                                                                                                                                                                                                                        

ÚLTIMA HORA: Señor Presidente: investigue esto de inmediato; desbarata por completo el golpe de Estado en su contra.

25 de julio de 2017
El ex director de la CIA, John Brennan, hablando con el entonces Presidente Obama. Foto: Pete Souza/The White House

25 de julio de 2017 — Muy rara vez interrumpimos el flujo informativo regular en este portal con noticias de última hora. En esta ocasión lo hacemos debido al memorándum extraordinario que publicaron ayer los Veteranos Profesionales de la Inteligencia por la Cordura (VIPS, en sus siglas en inglés), el cual demuestra de manera concluyente que los dizque hackeos rusos al Comité Nacional Demócrata (CND) ni siquiera fueron hackeos, sino filtraciones provenientes de alguien que tenía acceso físico a las computadoras del CND. La data fue adulterada después para incriminar a Rusia. Se puede leer todo el memorándum explosivo del VIPS, en inglés, aquí: https://consortiumnews.com/2017/07/24/intel-vets-challenge-russia-hack-evidence/.

El VIPS, que incluye al ex director técnico de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA), William Binney, respalda el análisis pericial independiente que realizó un grupo que contó con la participación del ex Gerente del Programa de Tecnología de Información de IBM, ya jubilado, Skip Folden. En ninguna de las dizque “evaluaciones” que realizó la comunidad de inteligencia de Obama se llevó a cabo un análisis pericial. El informe del VIPS indica que hubo dos filtraciones desde adentro del CND. La primera fue en junio de 2016, poco antes del anuncio que hizo Julian Assange el 12 de junio de que tenía documentos del CND y que planeaba publicarlos. La segunda filtración fue el 5 de julio de 2016, para enturbiar preventivamente cualquier cosa que fuese a publicar Wikileaks, y para “mostrar que provenía de un hackeo ruso”. Como es bien conocido, Wikileaks si publicó el tesoro oculto del CND, que mostraba que Hillary Clinton y el CND conspiraron para amañar el proceso de las elecciones primarias del Partido Demócrata en contra del candidato Bernie Sanders.

El resultado fundamental del análisis pericial sobre el hecho del 5 de julio de 2016, señala:

“A primeras horas del atardecer, Horario de Verano del Este [EDT, en siglas en inglés], alguien que operaba en la zona horaria EDT con una computadora directamente conectada al servidor del CND o en la Red del Área Local del CND, copió 1,976 megabytes de data en 87 segundos hacia un dispositivo de almacenamiento externo. Esa velocidad es muchas veces más rápido de lo que es posible físicamente con un hackeo. Por lo tanto todo hace parecer que el supuesto hackeo al CND por Guccifer 2.0 (la fuente autoproclamada de Wikileaks) no fue un hackeo de Rusia ni de nadie, sino más bien, una copia de la data del CND en un dispositivo externo de almacenamiento. El análisis pericial realizado sobre la metadata revela que hubo después una inserción sintética (un trabajo de cortar y pegar, utilizando un templete ruso), con el objetivo claro de atribuir la data a un hackeo ruso. Todo esto fue realizado en la zona horaria de la Costa Este”.

El memorándum del VIPS hace un llamado al Presidente a que investigue a la CIA, en particular al ex director John Brennan, y al FBI, por haberle atribuido fraudulentamente a los rusos un falso hackeo inexistente. El memorándum hace referencia a la capacidad que tiene la CIA para crear hackeos de bandera falsa, sobre la base de que se dio a conocer recientemente la herramienta Vault 7, tal como la llamada Marble Framework. En este sentido, el ex director de la CIA Brennan, en esencia, convocó a un golpe de Estado en contra del Presidente Trump, en el recién terminado Foro de Seguridad Aspen, en el caso de que el Presidente Trump decidiera destituir al Fiscal Especial, Robert Mueller, su favorito seleccionado personalmente para continuar con su guerra ilegal e inconstitucional en contra del Presidente Trump. Nosotros proponemos que el Presidente exija una investigación inmediata de Brennan y sus secuaces, con un nuevo Fiscal Especial y por el Congreso. Si tu lees esto y quieres hacer algo al respecto, por favor comparte esta declaración tan ampliamente como puedas y llama a tu senador y representante y exígeles una investigación.