Macri de Argentina toma las primeras medidas para privatizar la compañía nacional satelital

21 de julio de 2017

21 de julio de 2017 — En una decisión que ha enfurecido a los patriotas argentinos, el Presidente Mauricio Macri dio el primer paso hacia la privatización de la compañía satelital propiedad del Estado, Arsat, que acertadamente se considera como un símbolo de la soberanía científica y tecnológica del país. En conjunción con la compañía de tecnología avanzada, propiedad del Estado, INVAP, ya habían construido dos satélites y tenían programado construir un tercero, el Arsat-3, antes de que Macri pospusiera su construcción alegando que no había dinero para seguir adelante.

El 29 de julio, el gobierno de Macri firmó en secreto una carta de intención con la compañía de telecomunicaciones Hughes Network Systems, de Estados Unidos, en donde se proponía crear una nueva compañía, Newco, 49% propiedad de Arsat y 51% propiedad de Hughes. Macri alega que el acuerdo le daría a Argentina un “socio estratégico” para fortalecer las capacidades de la compañía INVAP, y que el desarrollo científico soberano de Argentina, llevado a cabo por el Estado, que es fuente de gran orgullo, “no es más que investigación y desarrollo aislados del mundo”, que no tiene posibilidades de tener éxito.

La comunidad científica sabe más. El ex vicepresidente de Arsat, Guillermo Rus, advirtió que la carta de intención es ilegal, según informa el diario Página 12, ya que cualquier cambio en la condición financiera o accionaria de la compañía tiene que ser aprobado por el Congreso. También refutó la acusación de Macri de que Arsat es una carga para el Estado. La ley con la cual se creó Arsat establece que la construcción de satélites tiene que financiarse con fondos que la misma Arsat genere y con capital privado.

“El mercado de los servicios es la forma de financiar la flota [de satélites] sin que se requiera transferencia de fondos del Tesoro Nacional” explicó. “Arsat no le cuesta nada al Estado”.

Uno de los científicos mejor conocidos de Argentina, Adrien Paenza, le dijo al periódico El Destape que la privatización de Arsat “es como entregar una parte de la Patagonia”. Macri, dijo, “entregaría una tercera parte del país, si pudiera”.