Luego de eliminación de Glass-Steagall, los grandes bancos de Estados Unidos siguen peligrosamente apalancados

3 de julio de 2017

3 de julio de 2017 – Toda la prensa financiera informa que las recientes pruebas de estrés llevadas a cabo a los 34 bancos más grandes de Estados Unidos, bajo la supervisión de la Reserva Federal y la Corporación Financiera de Seguros a los Depósitos (FDIC, en sus siglas en inglés), resultaron inequívocamente alentadoras. Aunque Bloomberg News admite que varios de los bancos grandes “sufrieron tropezones” y se encontró que las pérdidas inmediatas bancarias en un “escenario de recesión” podrían ser de $500 mil millones, la presidente de la Reserva Federal, Janet Yellen, proclamó que el resultado de las pruebas significaba que “no vamos a tener otra crisis bancaria en mi vida”.

El último pánico bancario y crac económico se volvió global cuando Lehman Brothers, que se había endeudado peligrosamente con una tasa de apalancamiento de hasta 36:1, se colapsó a la primera señal de pérdidas graves y problemas de liquidez.

Con base en los datos de la Reserva Federal, aquí están las tasas de apalancamiento actuales de mediados del 2017 de “los seis grandes” bancos de EU. Estos seis bancos en la época posterior a la Glass-Steagall controlan el 62% de los depósitos y el 67% de los activos de todo el sistema bancario de EU.

Sus tasas de apalancamiento son: Goldman Sachs 3.1% (apalancamiento de deuda 32:1); Morgan Stanley 3.2 % (31:1); JPMorgan Chase 3.9% (24:1); Bank of America 4.3% (23:1); Citigroup 4.5% (22:1); Wells Fargo 5.3% (19:1). En contraste, el promedio de apalancamiento de los 5,000 bancos comunitarios es de 9.5% (10.5:1). Estos últimos son, como lo dijo la principal proponente de la Glass-Steagall, la congresista Marcy Kaptur (demócrata por Ohio) en su reciente video, la “banca prudente”. Los primeros son la especulación a una escala inmensa y peligrosa.

Lo que el vicepresidente de la FDIC Thomas Hoenig dijo sobre estos bancos en un informe de la FDIC en el 2014, sigue siendo cierto: tienen un sobre apalancamiento serio y tienen una exposición con derivados que es un 30% mayor a la que tenían en el 2007. Están listos y expuestos a la ola creciente de incumplimientos en las burbujas de deuda automotriz, de tarjetas de crédito y corporativas.