Rusia pelea para mantener a Brasil en el mundo real

28 de junio de 2017

27 de junio de 2017 — El Presidente de Brasil por el momento, Michel Temer, visitó Moscú la semana pasada y fue recibido tanto por el Presidente Vladimir Putin como por el primer ministro Dmitry Medvédev. Tanto Temer como Putin destacaron la importancia de la colaboración de sus países en el BRICS, así como también en la ONU y el G-20, y Temer estuvo de acuerdo en que las dos naciones tienen posiciones similares en “muchos temas importantes”.

Temer a la vez que solicita inversiones rusas, sigue repitiendo que su gobierno está comprometido con las “reformas” y con bajar la inflación. Sin embargo, Putin puso énfasis en que los dos países cooperen en las áreas de tecnología avanzada que son críticas para que Brasil sobreviva como una nación viable, y que es algo que el gobierno de Temer ha venido destruyendo bajo órdenes de Londres y Wall Street. De notar: Putin propuso cooperar en energía nuclear y espacial, así como también inversiones rusas en el Ferrocarril Norte-Sur, que es fundamental para el desarrollo interno, y el Ferrocarril Transcontinental, que los cuentachiles de la oficina de presupuesto de Brasil han dejado que se muera de inanición.

El comunicado conjunto firmado por ambas partes dice “Rusia y Brasil considerarán formas de poder ampliar la cooperación en los usos pacíficos de la energía nuclear en las siguientes áreas: tecnologías de medicina nuclear y radiación, ciclo de combustible nuclear, entrenamiento y mejoramiento de capacidades de especialistas en el uso de la energía nuclear para fines pacíficos, finalización de la tercera unidad de la planta de energía nuclear Angra, así como también construcción de nuevas plantas de energía nuclear en Brasil”.

Después de su reunión, Putin explicó más las posibilidades de esta cooperación en sus comentarios:

“Existen proyectos prometedores en la energía nuclear. La compañía rusa Rosatom ganó un concurso a principios de este año para abastecer de uranio a las plantas de energía nuclear de Brasil. La compañía está lista y también le gustaría ganar el contrato para construir instalaciones de almacenaje para el combustible nuclear gastado en el sitio de la planta de energía nuclear Angra en el estado de Rio de Janeiro.

“Tenemos una cooperación estrecha en la exploración espacial pacífica. Se inauguró en Brasil una estación electro-óptica para detectar basura espacial. Cuatro de las estaciones terrestres que forman parte del sistema de navegación satelital global ruso GLONASS están operando en territorio brasileño. Estamos estudiando la posibilidad de lanzamientos conjuntos desde un centro de lanzamiento espacial brasileño y la producción de vehículos espaciales tipo mediano y ligero. Hay también ideas para desarrollar la cooperación para monitorear a la Tierra desde el espacio. Vemos buenas posibilidades de apoyo a las alianzas tecnológicas existentes y que se establezcan otras más” dijo Putin.