Lo principal

                                                                                                                                                                                                                                                                                        

Impacto del Foro de la Franja y la Ruta: Un “Maravilloso cambio en la Historia”

may 17, 2017
15 de mayo de 2017, Pekín, China - Mesa Redonda de los líderes del Foro Internacional de la Franja y la Ruta. [en.kremlin.ru]

16 de mayo de 2017 –- El lunes 15 terminó el “Foro de la Franja y la Ruta para la Cooperación Internacional” en Pekín, luego de dos días de deliberaciones, con la representación de 130 naciones, en un proceso en que el anfitrión, el Presidente Xi Jinping, dijo que se trataba de trabajar juntos por un “futuro compartido de la humanidad”. Se emitió un comunicado conjunto por la tarde, después de la Mesa Redonda de los Líderes del Foro de la Franja y la Ruta, en la cual participaron 29 jefes de Estado. El Presidente Xi dio una conferencia de prensa al final, al igual que el invitado de honor, el Presidente de Rusia, Vladimir Putin. Xi anunció que el segundo foro internacional se realizará en el 2019 en China.

“Esto constituye un maravilloso cambio en la historia”, declaró Lyndon LaRouche sobre la conferencia. Dijo que “China está realizando un buen trabajo. China se está colocando al frente de la dinámica de desarrollo mundial”. Señaló que “estamos listos para avanzar hacia una victoria total en Estados Unidos y en cualquier otra parte”. No “lo expliquen”, dijo. “Acepten el proceso y actualicen el potencial. Metan a todo el mundo en este proceso. La lucha consiste en trabajar en la realización de esto”.

Su esposa, Helga Zepp-LaRouche, se halla en medio de la acción en Pekín. Este acto llega luego de décadas del liderazgo de los LaRouche precisamente para lograr este tipo de movilización por el desarrollo mundial. Desde la década de 1990 y la primera participación de Zepp-LaRouche en una conferencia internacional en China, en la cual ella hizo el llamado por el “Puente Terrestre Eurasiático”, ha llegado a ser conocida ampliamente como la Dama de la Ruta de la Seda.

En representación del Instituto Schiller, que ella fundó y preside, Zepp-LaRouche fue comentarista en la sesión del primer día sobre “Franja y Ruta para facilitar una economía global fuerte, equilibrada, incluyente y sustentable”. Y el segundo día, fue ponente en la sesión de la “5a Cumbre global de centros de estudio: El acopio de sabiduría para promover el crecimiento global”.

En su ponencia, dijo que “La Iniciativa de la Franja y la Ruta tiene el potencial obvio de convertirse rápidamente en un Puente Terrestre Mundial, que conecte a todos los continentes a través de la infraestructura, tal como túneles, puentes, reforzada por la Ruta de la Seda Marítima. Como tal, representa una nueva forma de globalización, pero no determinada por el criterio de maximizar la ganancia del sector financiero, sino para el desarrollo armónico de todos los países participantes sobre la base de una cooperación ganar-ganar, en donde todos ganan.

“Es por lo tanto muy importante que no sea vea a la Iniciativa de la Franja y la Ruta desde el punto de vista de un contador, que proyecta su punto de vista estadístico de costo-beneficio hacia el futuro, sino que pensemos en ella como una Visión para la Comunidad de Futuro Compartido. ¿En dónde queremos que esté la humanidad en su conjunto en 10, 100 o incluso 1000 años? ¿No es el destino natural de la humanidad, como la única especie creativa en el universo hasta hoy, que vayamos a construir villas en la Luna, a desarrollar un entendimiento más profundo de los billones de galaxias en nuestro universo, que resolvamos el problema de las enfermedades todavía incurables, o resolvamos el problema de la seguridad energética y de materias primas mediante el desarrollo de la fusión termonuclear? Si nos concentramos en los objetivos comunes de la humanidad, podremos superar la geopolítica y establecer un nivel superior de razón para el provecho de todos”.

En particular, Zepp LaRouche abordó la cuestión del papel de Estados Unidos, cuya delegación en Pekín la encabezó un asesor especial del Presidente Trump. Zepp-LaRouche presentó el “cuadro completo” con los matices más positivos, y explicó que “si vemos el mapa del mundo, Estados Unidos no es solamente un país rodeado por dos océanos y dos vecinos, sino que puede ser la parte central de un corredor de infraestructura que conecte la punta más al sur de Iberoamérica a través de América Central y del Sur con el sistema de transporte de Eurasia a través de un túnel bajo el Estrecho de Bering”.

Como era de predecir, la pandilla de geopolíticos con sede en Londres, tuvo un ataque de rabia. El semanario The Economist de Londres sacó una sarta de sandeces titulada “The Economist explica, ¿Qué es la Iniciativa de la Franja y la Ruta de China?” Dicen que los empresarios de Asia Central la llaman “Una Ruta una Trampa”, porque los proyectos de la iniciativa no son confiables. Y luego dicen que “el Foro de la Franja y la Ruta tiene un acrónimo desafortunado, BARF”, como sería el acrónimo en inglés, y que quiere decir “vómito”.

Pero volviendo a la realidad, el Foro de la Franja y la Ruta no solo marca el proceso de arranque potencial económico y científico del mundo, sino que es un proceso vital que ya está en marcha para deliberar sobre los puntos de sufrimiento inmediato y posible guerra total. El enviado del Presidente Trump en Pekín, Matthew Pottinger, se encuentra ahora en Corea del Sur para hacer consultas sobre las preocupaciones de la región. Sobre Siria, hoy empiezan las pláticas de paz llamadas “Ginebra 6”, y durante la semana se llevarán a cabo varias reuniones, de los líderes mediterráneos que se reunieron en Pekín con Xi y con Putin. En Washington, DC, hoy se reúne el Presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan con el Presidente Trump. El día 17, en Sochi, el primer ministro italiano Paolo Gentiloni se reunirá con Putin. Del mismo modo, el primer ministro griego Alexis Tsipras se reunió en Pekín con Xi, Putin, y también con el ministro del Exterior ruso, Sergei Lavrov.

Helga Zepp-LaRouche resumió el gran potencial, nuestro gran desafío, al referirse al día de la inauguración del Foro en Pekín: “Ayer fue un momento histórico, fantástico”. Lo dijo en la Red de Televisión Global de China, en el programa “Diálogo con Yang Rui”, en vivo. “Nos encontramos en un momento de cambio de fase de la humanidad”, proclamó ella.