Sigue la guerra británica en contra de la Glass-Steagall; el Financial Times promueve una ‘versión diluida’ de la Glass-Steagall

18 de abril de 2017

18 de abril de 2017 — El Financial Times ha desplegado a sus dos hombres en Washington, Patrick Jenkins y Barney Jopson, para que promuevan una “versión lite de la Glass-Steagall” que Wall Street pudiera aceptar. El FT alega que “crece el apoyo a una versión diluida de la Glass-Steagall” y que Gary Cohn le dijo a los banqueros en privado que “probablemente saldrá poco del plan de la Glass-Steagall”.

El Financial Times respalda una solución concertada con base en el modelo británico de compartimentación, de Vickers, y sostiene que el mismo vicepresidente de la Corporación Federal de Seguros de los Depósitos (FDIC, en sus siglas en inglés) Thomas Hoenig, ha aceptado que “la Comisión Vickers hizo un gran trabajo”.

Lo que queda claro es que Wall Street y la City de Londres le tienen terror a la verdadera Glass-Steagall.

“Tendría un efecto muy perturbador”, dijo un encumbrado cabildero de los banqueros en Washington. Otro banquero de alto nivel dijo que el plan era “un incendio pequeño que amenaza con convertirse en una conflagración”.

Por supuesto, el hecho de que demócratas y republicanos encumbrados como Warren y McCain hayan presentado un proyecto de ley sobre una Glass-Steagall verdadera, y que el FT se ve forzado a informar al respecto, no encaja con el argumento del Financial Times de que “las posibilidades de que obtengan el suficiente apoyo para que sea aprobada en el Congreso, no son muy altas”. Pero como es usual, la información de un portavoz británico deben tomarse como declaración de intenciones y no como verdaderos informes de prensa.

Esas intenciones son: meter una “versión diluida de una legislación Glass-Steagall” que “relaje los reglamentos que rigen los niveles de capital y fondos líquidos en los sectores de la banca de inversión”. Dicha “Glass-Steagall Lite” dice un jefe de Wall Street citado por el Financial Times “podría liberar a la banca de inversiones para que se pare firme sobre sus dos pies”.

Según el FT la propuesta de Hoenig, de fijar una tasa máxima de 20% de financiamiento de la compañía tenedora al banco de inversión, podría se una versión aceptable de una “Glass-Steagall Lite”.