Proyecto del ferrocarril bioceánico avanza en Sudamérica; Brasil presente en la conferencia de planificación por primera vez

24 de marzo de 2017

24 de marzo de 2017 — Los días 21 y 22 se realizó una conferencia en Bolivia para adelantar los planes de la construcción del Corredor Ferroviario Bioceánico Central (CFBC), que se extenderá desde Perú hasta Brasil, pasando por Bolivia. La reunión la clausuró el Presidente de Bolivia, Evo Morales, quien dijo que el proyecto ayudará a combatir la pobreza, beneficiará a la mitad de Sudamérica directa o indirectamente, y “garantiza el futuro de las nuevas generaciones”.

A la reunión asistieron representantes a nivel ministerial de Alemania, Francia y Suiza, por el lado europeo, y por el lado sudamericano Uruguay, Paraguay, Bolivia, y por primera vez en este tipo de reuniones, Brasil. El director para los Asuntos Económicos de Sudamérica, del Ministerio de Relaciones Exteriores de Brasil, Joao Carlos Parkinson de Castro, fue recibido calurosamente por el ministro de Obras Públicas de Bolivia, Milton Claros, quien señaló que la participación de Brasil indica que con esta determinación el proyecto “ya se encuentra sobre rieles y arranca formalmente”. Debido a la conmoción política en Brasil durante los meses pasados, la participación oficial del gobierno en el CFBC había quedado en suspenso, aunque los gobernadores de los estados de Mato Grosso y Mato Grosso do Sul lo respaldan entusiastamente.

Parkinson declaró que Brasil “tiene la voluntad [de participar] en este esfuerzo colectivo para llegar a los mercados asiáticos y aprovechar la línea ferroviaria que va a [la ciudad brasileña de] Corumbá” en la frontera con Bolivia, desde el puerto atlántico de Santos. Brasil, agregó Parkinson, está preparado para participar en los grupos de trabajo, y ansioso de hacer “contribuciones específicas en cada uno de ellos”. Según el diario boliviano Los Tiempos, Parkinson subrayó la necesidad de “mejorar la infraestructura física para potenciar la economía de los países de la región”.

Un resultado específico de la reunión fue la firma del Memorando de Entendimiento entre el viceministro de Transporte y de Infraestructura Digital de Alemania, Rainer Bomba, y el ministro boliviano, Milton Claros, para avanzar con los estudios y diseños técnicos. Bomba ha trabajado estrechamente con los bolivianos en el CFBC por más de un año, e informó que hay muchas compañías alemanas y suizas interesadas en la construcción del proyecto. Queda por resolver aún la cuestión del financiamiento, aunque el embajador de China en Bolivia anunció en diciembre pasado que su gobierno podría ofrecer “hasta” $40,000 millones de dólares, lo cual es significativo ya que se estima que el proyecto costaría $14,000 millones. No ha trascendido mayor información sobre esa oferta y se han examinado otras opciones.