John McAfee, experto en seguridad: “Les puedo prometer que no fue Rusia la que hackeó al CND”

24 de marzo de 2017

23 de marzo de 2017 — El fundador de la compañía de computadoras de seguridad McAfee Associates, y activista libertario, John McAfee, le dio una entrevista a Sputnik sobre los ataques cibernéticos en contra de los demócratas. “Yo les puedo asegurar que no fueron los rusos quienes hackearon al Comité Nacional Demócrata (CND). El programa que utilizaron era demasiado viejo. Los hackers del Estado no habrían usado una versión vieja de un programa que sería menos funcional que las versiones actualizadas”, afirmó McAfee. “Una de las cosas que dijo la CIA, y que yo tengo años repitiendo es que es prácticamente imposible atribuirle a alguien un hackeo, porque un buen hacker puede esconder sus huellas además de hacer que se vean como si fueran huellas dejadas por otros. Esto sucede todo el tiempo”.

En otras palabras, si parece que un ciberataque se origina en Rusia o en China, por ejemplo, más bien es posible que provenga de un tercer país. McAfee sugirió que detrás de estas acusaciones contra Rusia de estos ataques cibernéticos, pueden haber motivaciones políticas.

Además MaMcAfee puso en duda que la comunidad de inteligencia de Estados Unidos pudiera ser más responsable y transparente, si se aprobaran normas más estrictas para sus operaciones.

“Yo no he visto nunca una agencia secreta que se adhiera a ningún tipo de legislación. Todos sabemos que el asesinato es ilegal en casi todos los países, y sin embargo no existe una sola agencia secreta en Estados Unidos, excepto tal vez el FBI, que no se involucre en asesinatos. Todos sabemos esto. Yo no creo que lo que se necesita son leyes. Creo que necesitamos una mano firme. Tenemos que despedir a los directores y a los gerentes y llegar hasta los puestos bajos y agentes de la calle y entonces comenzar de nuevo”, afirmó.

“Ya no estamos en una era nuclear. Una guerra nuclear ya no va a suceder porque una guerra cibernética es mucho más devastadora. Las herramientas eventualmente van a llegar a las manos de los hackers porque esto es lo que pasa cuando conviertes un programa en un arma. La primera vez que lo utilizas envías una copia a la selva, y cada investigador en el mundo tendrá una copia del mismo. Luego se puede duplicar y en un año, esas herramientas las van a vender en la red oscura muchachos de 15 años de edad por 100 dólares”, dijo.