Chile convocó a cumbre para analizar la Integración del Asia-Pacífico, luego de la feliz desaparición del TPP

15 de marzo de 2017

15 de marzo de 2017 — Los días 14 y 15 del actual se realiza en Viña del Mar, la cumbre convocada por el gobierno de Chile titulada “Diálogo de Alto Nivel sobre las iniciativas de integración Asia-Pacífico”. Luego de que el Presidente Donald Trump desechó la mentada Asociación Transpacífico (TPP, en sus siglas en inglés), del cual Chile era uno de los países miembro, el gobierno chileno organizó esta cumbre para analizar las posibles opciones de integración en la región Asia-Pacífico. Obama había basado toda su política en el llamado “pivote de Asia”, con la intención de rodear y aislar a China, militar y económicamente por medio del TPP, un acuerdo de comercio con las naciones de Asia y del Pacífico, que excluía a China.

China es el socio comercial más importante que tiene Chile, y la Presidente Michelle Bachelet asistirá a la cumbre en China el 14 y 15 de mayo, del “Foro de la Franja y la Ruta de Cooperación Internacional”. En la cumbre de Chile asisten ministros de Comercio y de Relaciones Exteriores de 12 países miembros del fenecido TPP, además de representantes de China, Corea del Sur y Colombia. La delegación de China la encabezará Yin Hengmin, un representante del Ejecutivo Chino para Asuntos de Latinoamérica. Aunque Estados Unidos estará representado solo por su actual embajadora en Chile, Carol Pérez, el Secretario de Estado, Rex Tillerson, le envió la semana pasada un mensaje a Heraldo Muñoz, ministro de Relaciones Exteriores de Chile, felicitándolo por haber adoptado esta iniciativa.

Hoy en su conferencia de prensa, Hua Chunying, vocera del ministerio de Relaciones Exteriores de China, advirtió que el propósito de la cumbre chilena no es debatir sobre el fallido TPP, como algunos medios de comunicación han informado, sino más bien “hablar sobre la integración de la región del Asia-Pacífico”. Xinhua comentó ayer explícitamente que en vez de promover el libre comercio, el propósito del TPP siempre había sido de ser un vehículo para “aislar a China”. Heraldo Muños le dijo al diario chileno El Mercurio, que ”trabajaremos con quienes estén disponibles en apertura e integración. Si es China hoy día, será así; ojala sea Estados Unidos... Tenemos que tener una actitud realista y flexible, y eso es lo que hemos hecho siempre en materia de política internacional y de comercio exterior, por eso es que digo: esto no es suma cero. Las guerras comerciales sabemos cómo terminan”. Entre las opciones que tiene Chile, dijo, están la Asociación Económica Integral Regional (RCEP, su sigla en inglés) y la iniciativa del Acuerdo de Libre Comercio del Asia Pacífico (FTAAP en sus siglas en inglés), que promueve China en el marco de la APEC.