Lo principal

                                                                                                                                                                                                                                                                                        

Estados Unidos tiene que formar parte de la sinfonía de La Franja y la Ruta

marzo 14, 2017
La Presidencia de Trump tiene que formar parte de esto. Los líderes del BRICS se reúnen en China en las márgenes de la cumbre del G20 en China, en septiembre del 2016. De izquierda a derecha: Temer, Modi, Xi, Putin y Zuma. [flickr/Narendra Modi]

13 de marzo de 2017 — El gobierno chino lanzó una campaña organizativa global para garantizar que el próximo Foro Franja y Ruta para la Cooperación Internacional, a celebrarse en Pekín el 14 y 15 de mayo, consolide un “consenso amplio, internacional, sobre la Iniciativa de La Franja y la Ruta” en palabras del Consejero de Estado Yang Jiechi, el funcionario chino del más alto nivel, encargado de organizar el Foro. Yang señaló en una entrevista con el China Daily del 10 de marzo, que “a la economía global todavía le falta salir del impacto profundo causado por la crisis financiera internacional”, y destacó que “esperamos que el Foro sobre la Franja y la Ruta ayude a disipar las nubes del desaliento económico” y que ya “hay países en diversas partes del mundo que le están dando prioridad a la economía real, al sector manufacturero, a la industrialización y a la diversificación económica”.

“China propuso la Iniciativa de La Franja y la Ruta. Sin embargo, no va a ser algo que China lleve a cabo sola”. afirmó Yang. “Una analogía más adecuada podría ser la de una sinfonía ejecutada por una orquesta compuesta por todos los países participantes”.

En repetidas ocasiones China ha dejado en claro que la Iniciativa de La Franja y la Ruta está abierta a todas las naciones del mundo, incluyendo en especial a Estados Unidos. Como lo afirmara el Ministro de Relaciones Exteriores de China, Wang Yi, el 7 de marzo, China, Rusia y Estados Unidos deberían de trabajar juntos para el logro de resultados “donde todos ganan en vez de los de suma cero... Nosotros creemos que los tres países pueden desarrollar relaciones saludables y positivas a fin de que podamos conjuntamente cumplir con nuestras responsabilidades para la paz y el desarrollo a nivel mundial”. Es también de destacar que Yang Jiechi fue el funcionario chino enviado a EU para establecer pláticas con el gobierno entrante del Presidente Trump a principios de este año.

“El Nuevo Paradigma se está convirtiendo en la dinámica determinante y dominante en el planeta” le dijo ayer Helga Zepp-LaRouche a asociados. “Y dado el hecho de que hay menos de 100 días antes del Foro Franja y Ruta, en mayo, yo creo que debemos usar ese tiempo para garantizar realmente que Estados Unidos se una, y que también las naciones europeas se unan, porque con esto se establece un nivel de razón superior que realmente podría resolver todos los problemas”.

Tenemos que movernos rápidamente, agregó Helga Zepp-LaRouche, porque todo el sistema financiero trasatlántico es un barril de pólvora, ante lo cual la única solución es el restablecimiento de la ley Glass-Steagall de Franklin Roosevelt, como parte de las Cuatro Leyes de LaRouche. El peligro que enfrentamos es el de un desplome caótico de todo el sistema antes de que se puedan instaurar la Glass-Steagall y las Cuatro Leyes. Sin embargo, si Estados Unidos se une a la sinfonía Franja y Ruta, con su terrible déficit en infraestructura y su desplome económico, se puede reconstruir en una plataforma tecnológica superior con ayuda de China, Japón y otras naciones.

Tenemos que hacer que la gente piense rápidamente en un plano estratégico, dijo Helga Zepp-LaRouche, y se den cuenta de “que están ocurriendo cambios tremendos, tremendos, en la historia. Lo que realmente significa esto es que si tenemos éxito en hacer que Estados Unidos, y las naciones europeas, por ende, colaboren con Rusia y China en la Nueva Ruta de la Seda, se podrían resolver todos los problemas en el mundo. Esto no significa que desaparecerían de la noche a la mañana, sino que se podrían resolver. Y ese es el motivo por el cual el imperio británico está en pánico ante esto; esa es la razón de la existencia de toda la campaña en contra de Trump. Porque el mundo unipolar que la City de Londres y Wall Street creyeron que podían construir en los últimos 25 o 26 años, va ahora derecho al cesto de la basura. Este paradigma ya se echó a andar, con el Brexit, el “No” en el referendo italiano, con la victoria de Trump. Por lo tanto, ahora la cuestión consiste en consolidar eso, y garantizar que quienes tratan de utilizar cualquier medio disponible para detener ese cambio, no tengan éxito”.

Helga Zepp-LaRouche concluyó que hay una tremenda causa para el optimismo. “Pero no se van a poder movilizar $8 billones de dólares de inversiones en infraestructura con el actual sistema financiero en bancarrota. Pero si se podrían aplicar totalmente si se crea una banca nacional, si los chinos pudieran colocar sus valores del Tesoro de EU en ese banco de infraestructura y si se tienen inversiones productivas coordinadas después de implementar la Glass-Steagall y las otras tres leyes de LaRouche.

“La solución realmente está muy cerca. Así que debemos inyectarle optimismo a la población y decirles: ‘Ahora es el momento de movilizarse; éste no es momento para sentarse tras las barreras, porque tu destino se puede convertir en una situación mucho mejor en el corto plazo. Pero necesitamos que actúes con nosotros ahora”.