Organismo real británico aboga por extender el frente de guerra contra Rusia extendiéndolo hacia el norte del Atlántico

14 de marzo de 2017

14 de marzo de 2017 — El Real Instituto de Servicios Unidos de Londres (RUSI, por sus siglas en inglés) con sede en Londres, acaba de publicar un informe, escrito por dos ex comandantes estadounidenses de la OTAN, en donde plantean que la OTAN debe adoptar medidas en el Atlántico Norte comparables a las acciones de la OTAN en el este de Europa y en apoyo de estas.

Los autores son los ex comandantes de la OTAN, almirante (ret.) James Stavridis y el general (ret.) Philip Breedlove y en el informe alegan que existe una creciente amenaza rusa en el norte del Atlántico, que se ha convertido en la zona de pruebas para los submarinos y aeronaves cada vez más sofisticadas de Rusia y que por lo tanto esto forma parte importante de los cálculos estratégicos militares rusos, con lo cual podrían obstruir la libertad de maniobras en el mar a los miembros de la OTAN.

Breedlove destaca que la OTAN ha ignorado la zona marítima en el Atlántico Norte y en vez de esto se ha enfocado en otras zonas, entre ellas Afganistán, las tensiones en Ucrania y una campaña de la alianza en los dos años y medio últimos por acumular fuerzas terrestres en las fronteras orientales con Rusia.

En respuesta al informe provocador, Nikolai Topornin, un profesor asociado de Derecho Europeo en el Instituto Estatal Moscú de Relaciones Internacionales del Ministerio de Relaciones Exteriores de Rusia, dijo en Radio Sputnik, en referencia a Beedlove: “Todo trabajo se paga y este informe no es la excepción. Qué tan objetivo sea y la competencia de la persona que lo preparó es harina de otro costal. Una cosa es que hubiera tratado de presentar un cuadro objetivo, pero si lo que buscaba era diseminar miedo inventando historietas, ese es otro problema muy diferente y a mi me parece que en este caso, se trata más probablemente de lo segundo”.

“El hombre simplemente se fijó la tarea de decirle a todo mundo que Rusia violaba algún atipo de norma estratégica, que está fortaleciendo su presencia militar, incluyendo la naval y esto podría constituir algún tipo de amenaza”, le dijo Topornin a Radio Sputnik.