San Francisco Review of Books publica una entrevista excelente con Lyndon LaRouche, “un monumento histórico viviente”

16 de febrero de 2017

16 de febrero de 2017 — La publicación San Francisco Review of Books, que se acaba de reactivar recientemente, publicó la primera parte de una entrevista en dos partes con el estadista Lyndon LaRouche, llevada a cabo en enero por Joseph Ford Cotto.

En su introducción a la entrevista, Cotto habla elogiosamente de LaRouche, en los siguientes términos:

“A través de los años se han dicho muchísimas cosas sobre Lyndon LaRouche.

“Para ser honestos, ha compartido más que un poco de sus propios conceptos, y ¿por qué no? A sus 94, tiene toda una vida de experiencia atravesando el laberinto de búsquedas políticas, económicas, científicas y culturales que hacen girar al mundo.

“Aunque el único reclamo a la fama de LaRouche es principalmente de una naturaleza fiscal —su Método LaRouche-Rieman es quizá el modelo de pronóstico económico más certero jamás diseñado— el hombre ha ahondado en tantas facetas diferentes de la experiencia humana que uno puede elevarlo legítimamente a un estatus de erudito.

“Ya sea que uno lea sobre sus conceptos sobre la música clásica o tecnología espacial, es una maravilla que un solo individuo sea capaz de albergar tanto conocimiento sobre una gama tan diversa de tópicos. Incluso en el caso en que no se esté de acuerdo con sus conceptos, se tiene que admitir que sabe de lo que habla.

“Hijo de una familia cuáquera con espíritu independiente de Nueva Inglaterra, quien prestó servicio en la Segunda Guerra Mundial, LaRouche desde una edad temprana estuvo imbuido de un sentido profundo de propósito. Habiendo entrevistado al hombre en varias ocasiones y revisado su biografía, para mi es claro que, para la inmensa complejidad de la obra de toda su vida, el objetivo abarcador es elevar el nivel de exigencia de la civilización para que la mayor cantidad de gente posible pueda gozar de niveles de vida más que decentes.

“Por supuesto, algunas voces van a señalar que cayó en una metida de pata financiera con el gobierno federal, por lo cual estuvo encarcelado, o que la organización de LaRouche está organizada con una eficiencia estilo militar, algo marcadamente inusual para los medios políticos civiles.

“Yo digo que nadie es perfecto. También digo que, dada su edad y la multitud de lecciones de vida, debería ser considerado un monumento histórico viviente. Se debe poner énfasis especial en la palabra ‘viviente’ ya que se dice que el movimiento de LaRouche es más fuerte que nunca, ya que gracias al Internet y al imperio de publicaciones bien afinado que construyó, sus conceptos van a permanecer en circulación por un buen rato.

“LaRouche habló conmigo sobre varios temas oportunos. Parte de nuestra conversación se incluye a continuación.

Cotto: Hace unos años, ciertos pronosticadores políticos sostuvieron que el futuro de centro-derecha de Estados Unidos pertenecía a los libertarios. A partir de las elecciones presidenciales del 2012, ha surgido el proteccionismo en los dos principales partidos. Ahora, en la era de Trump, la otrora tendencia en ascenso del libertarismo parece una memoria distante. ¿Diría usted que la política derechista libertaria tiene algún potencial serio bajo Trump?

Lyndon LaRouche: El asunto es el apoyo a la Presidencia de Trump, esa es la clave. La política de los derechistas libertarios en sí misma no es importante. Lo que es importante es Trump y el papel que tenga. Es una práctica nueva, mejorada. Trump ha prometido invertir un billón de dólares en infraestructura urgentemente necesaria y ha prometido implementar la Ley Glass Steagall del Siglo 21. Si cumple con su promesa de infraestructura, va a necesitar esa reforma para financiarla.

Cotto: ¿Más que por cualquier otra cosa, por qué es que la economía proteccionista está transformando al movimiento conservador estadounidense?

LaRouche: ¡Trump! El método de Trump. La forma en que Trump trata con la gente. Protección, el punto es hacer que la economía funcione con medidas reales, como lo acabo de mencionar. Es un aliento a los esfuerzos de Trump. No se trata de que la Derecha Alternativa ya no sea importante, sino que la cuestión es crear una forma más novedosa, no haciendo las mismas cosas viejas.

Los conservadores de Ronald Reagan con toda seguridad encontrarán algo interesante en Donald Trump. ¡Absolutamente! Teníamos un Presidente a quien lo sacaron de escena [el atentado en contra de la vida de Reagan] pero volvió. No fue algo simple porque yo fui una de las víctimas de todo esto. Esto fue lo que le hicieron, Regan sobrevivió al ataque en su contra. Tuvo un período largo, un período extenso, con una incapacidad para funcionar pero regresó a funcionar y trató de construir cada vez más sobre lo que eran sus intenciones, y yo había sido uno de los personajes claves de su gobierno.

Pero estamos hablando de Trump. En realidad estamos hablando de Trump sobre la base de que él es ahora el nuevo líder de Estados Unidos. Ha prometido levantar de nuevo la economía estadounidense y hay grandes precedentes de presidentes estadounidenses que utilizaron el Sistema Americano de Economía tal y como lo desarrolló Alexander Hamilton, explícitamente en contraposición al sistema británico de libre comercio. Ese es el sistema que funcionó en el pasado y va a funcionar de nuevo. Ahora, lo que Trump logró con su triunfo, aquí, es fortalecer la posibilidad de un renacimiento de la economía de Estados Unidos”.