El postulado a la Secretaría del Tesoro ofrece pura sofistería con relación a la Glass-Steagall

22 de enero de 2017

21 de enero de 2017 — Durante la audiencia de la Comisión de Finanzas del Senado el jueves 19, para confirmar al candidato de Trump, Steven Mnuchin como Secretario del Tesoro, la senadora demócrata de Washington, Maria Cantwell, copatrocinadora de la Ley Glass-Steagall, interrogó con mucha insistencia a Mnuchin sobre su posición con respecto a la Glass-Steagall. Mnuchin respondió con “puros sofismas”, como señaló Helga Zepp-LaRouche este viernes 20, cuando Mnuchin se puso a hablar de que se necesita una Glass-Steagall “actualizada”, junto con la Regla Volcker.

Lyndon LaRouche ha dicho claramente que lo que se necesita es la Ley Glass-Steagall de 1933 original de Franklin Roosevelt, sin ninguna modificación. Así como Zepp-LaRouche explicó, es muy bueno que la senadora Cantwell haya planteado la cuestión en ese momento, y es nuestro papel que ella sienta la presión al respecto, y también Trump, para garantizar que se implemente la Ley Glass-Steagall original junto con el programa de Las Cuatro Leyes de LaRouche.

Enseguida, las partes más salientes del intercambio en el Senado:

Cantwell: ¿Respalda usted el retorno a la Glass-Steagall?

Steven Mnuchin: No, yo no respaldo regresar a la Glass-Steagall como está. Lo que hemos hablado con el Presidente electo es que tal vez necesitamos una ley Glas-Steagall del siglo 21. Pero no, yo no respaldo volver a una ley tan vieja y decir que deberíamos implementarla como está.

Cantwell: Entonces, ¿es esa la posición de lo que fue la plataforma republicana? Porque yo pensé que era la Glass-Steagall.

Mnuchin: De nuevo, la plataforma republicana sí aprobó en la convención la Glass-Steagall, pero cuando hablamos de programas con el Presidente electo, nuestro punto de vista es que necesitamos una Glass-Steagall del sigo 21.

Cantwell: ¿O sea, cuando sucedió el cambio?

Mnuchin: Repito, eso ha sido parte de la campaña; eso ha estado en algunos de sus discursos.

Cantwell: Entonces ¿como el de octubre? Pero después de la convención, porque en la convención se hablaba de la Glass-Steagall.

Mnuchin: En la convención, la posición de los republicanos era a favor de la Glass-Steagall.

Cantwell: O sea, ¿que su posición nunca fue a favor de la Glass-Steagall? ¿Es eso lo que dice usted? ¿Durante todo el tiempo él se refería a una versión diferente?

Mnuchin: Yo solo puedo decirte que, después de la convención, esto es un tema que él y yo hemos discutido y que es algo a lo que le estaremos poniendo el ojo.

Cantwell: ¿Será que esto tuvo algo que ver con la salida del señor [Paul] Manafort?

Mnuchin: No.

Cantwell: Para mí esto es un tema de suma importancia. De hecho, yo dije eso en algún momento, en agosto, que la plataforma republicana tenía una posición de mayor fortaleza respecto a la Glass-Steagall que la plataforma demócrata. Pero ahora entiende que en realidad el Presidente electo realmente no respalda la Glass-Steagall, sino que apoya alguna versión moderna que yo realmente no entiendo, así que tal vez usted pueda ayudarme para ver qué es esa versión moderna.

En este momento Mnuchin se puso a dar argumentos falaces, de que separar a los bancos con la Glass-Steagall tendría “implicaciones enormes” en términos de la liquidez y el capital de los mercados, y de que los bancos pudieran hacer los “préstamos necesarios”. (Esto refleja la línea del American Enterprise Intitute, de que la Glass-Steagall va a perjudicar a los mercados). Luego agregó que en términos de “cuestiones de regulación, el gobierno le prestará atención a la Glass-Steagall”.

La senadora Cantwell respondió que “quiero ser muy clara”, y señaló que en su testimonio Mnuchin “hizo alusión al daño hecho por la implosión de nuestra economía, como consecuencia de los instrumento financieros tóxicos que no tenían el respaldo necesario”. Se refirió luego a un informe de la Reserva Federar de Dallas que señala que hay un “hueco en nuestra economía de $14 billones” de dólares, y le preguntó a Mnuchin sobre su declaración acerca de que las operaciones comerciales por cuenta propia “no deben estar en el banco. Entonces, ¿a dónde va eso? ¿Dice usted que no ve claramente una prohibición?” de las operaciones comerciales por cuenta propia, preguntó ella. Mnuchin argumentó que tenía que haber una “definición correcta” de las operaciones comerciales por cuenta propia, y que no se le puede dejar a los reguladores a que ellos hagan la definición. Dijo que él apoyaría la Regla Volker si se modifica, hablando como un loro dijo que tiene que haber una definición correcta de lo que los bancos pueden y no pueden hacer, y qué son operaciones comerciales por cuenta propia, todas las cuestiones que ya Roosevelt había abordado en la Ley Glass-Steagall precisamente.

La senador Cantwell dijo finalmente que en base al testimonio de Mnuchin, no está claro “dónde estamos parados” con relación a la Glass-Steagall, así que “ojalá que consigamos las respuestas... Porque tiene que haber una línea brillante [entre la banca comercial y la banca de inversión] de tal modo que no vuelva a suceder eso”, es decir, el crac de 2008. De manera interesante, Cantwell hizo la observación de que probablemente los demócratas perdieron las elecciones de 2016 porque no abordaron la “frustración” del ciudadano de la calle, que no se ha recuperado de la “implosión de nuestra economía” en 2008, y sufren porque no hay “una línea muy brillante” que separe la banca de inversión y la banca comercial, como obliga la Glass-Steagall.

(La audiencia completa, en inglés, se puede ver en: https://www.finance.senate.gov/hearings/hearing-to-consider-the-anticipated-nomination-of-steven-terner-mnuchin-to-be-secretary-of-the-treasury).