¿Acaso van a culpar a Cristina Kirchner del asesinato a John Kennedy?

2 de enero de 2017

2 de enero de 2017 — Como parte de la persecución política cada vez mayor contra la ex Presidente de Argentina Cristina Fernández de Kirchner, la Cámara Federal de Casación Penal falló ayer que había motivos para investigar de nuevo los cargos hechos en su contra por el finado fiscal Alberto Nisman, quien a principios del 2015 la acusó a ella y a su ministro de Relaciones Exteriores Hector Timerman, de encubrir el papel que jugó Irán en el bombazo de 1994 al centro social judío AMIA, en Buenos Aires.

Al responder al fallo de ayer, Fernández comentó, “ahora me acusan de encubrir el atentado de la AMIA ocurrido... ¡hace 22 años y medio! Lo único que les falta es acusarme de la muerte de Kennedy!”. A principios de esta semana, otro juez la procesó por “asociación ilícita”, alegando corrupción al conceder contratos para proyectos públicos cuando ella era Presidente, y le embargaron 10 billones de pesos de sus fondos.

Nisman falleció en condiciones muy sospechosas en enero del 2015, solo dos días antes del día en el que presentaría su expediente al Congreso, y la facción del poder judicial controlado por Wall Street trató de implicar a Fernández en su muerte. Seguidamente, el juez Daniel Rafecas enfureció a los corruptos del poder judicial al desestimar el expediente de Nisman por “la inexistencia de un delito”. Otros cuatro jueces de instancias superiores aprobaron su fallo. A principios de este año, Rafecas rechazó la petición para reabrir el caso, que fue hecha por la Delegación de Asociaciones Israelitas Argentinas (DAIA), la agencia que representa a la comunidad judía en Argentina, y que afirma que tiene “evidencias nuevas” para probar la culpabilidad de Fernández y Timerman.

El fallo hecho por la Cámara Federal de Casación Penal supuestamente se dio solo después de una acalorada discusión entre los jueces miembros de la misma, que consideran que la evidencia que hay no es concluyente, sino que señala la “verosimilitud” de un crimen. La corte además le permitió a la DAIA que se convirtiera en querellante en el caso sacó del mismo al juez Rafecas y a quienes lo respaldaron.

El Presidente Mauricio “papeles de Panamá” Macri, cuyos problemas legales están aumentando, está entusiasmado. “Me cayó bien la reapertura de la investigación de Nisman contra Cristina”, dijo con cinismo, según el informe de Infobae. “Ha sido un gran paso. Todos sabíamos que la causa de Nisman se había cerrado de forma arbitraria. Su denuncia era muy grave”.