Hungría se aferra al proyecto de energía nuclear con Rusia

1 de diciembre de 2016

1 de diciembre de 2016 — Después de haber evadido los intentos de la Comisión de la UE para que anularan su acuerdo de energía nuclear "Paks 2" con Rusia, Hungría anunció que tomó nota de la amenaza austriaca de ayer de llegar hasta llevar el caso ante el Tribunal de Justicia Europeo, aunque afirmó que no va a cambiar su programa. El foco de la controversia está en que se prevé que el gobierno ruso va a aportar financiamiento para el proyecto, a lo que se opone la Comisión.

Janos Lazar, jefe de personal del Primer Ministro húngaro Viktor Orban, dijo que si bien la vía judicial no iba a contribuir con una solución, lo que sí podría contribuir serían conversaciones bilaterales entre Hungría y Austria. Hungría le va a proporcionar a Austria toda la información que necesite sobre el proyecto Paks 2, en donde se proyecta empezar en el 2018 la construcción del primer bloque del reactor para completarlo en el 2023, ambos bloques de producción de energía serán de 1,200 MV, y requerirán inversiones por 12,500 millones de euros.

En Paks, a unos 100 kms. al sur de Budapest, ya están operando cuatro reactores de energía nuclear de la era soviética hechos en Rusia, con lo que se cubre un 40% de las necesidad de electricidad de la nación.