Se desploma la resistencia yihadista en el norte de Aleppo

29 de noviembre de 2016

29 de noviembre de 2016 — El destacamento controlado por yihadistas en el este de Alepo es un 40% más pequeño de lo que era el 26 de noviembre. Todo indica que los yihadistas evacuaron la parte norte del destacamento a primera hora de hoy, con el fin de evitar quedar atrapados después de que el asalto de 48 horas del Ejército Sirio y las milicias armadas amenazaba con partirlos a la mitad. El asalto del Ejército Sirio, respaldado por la milicia palestina Liwaa Al-Quds y el Hezbolla libanés, en contra de los yihadistas, empezó hace 13 días, pero la serie de avances rápidos que llevaron a los resultados actuales se sucedió mediante una serie de ofensivas del Ejército Sirio sobre la parte norte del destacamento por el norte y el este, lo que llevó a que, a partir del 26 de noviembre, fueran cayendo un distrito tras otro como fichas de dominó.

Uno de los resultados del inesperado rápido desplome de la resistencia yihadista es que hay una gran cantidad de civiles que están abandonando ahora el este de Alepo. El centro de reconciliación ruso calcula que hay unas 80,000 personas que todavía viven en los distritos liberados y otras 5,000 han podido escapar de los distritos sureños que todavía están bajo el control de los yihadistas. El centro había dicho anteriormente que se estaba atendiendo a los civiles en los campamentos de ayuda en donde reciben tratamiento médico y alimentos y donde hay instalaciones sanitarias. El centro dijo que ha desplegado unas 150 cocinas temporales adicionales para distribuir alimentos calientes entre los civiles que están huyendo de la ciudad sitiada. Tanto Al Masdar News como RT citan a algunos de los civiles que acusan a los yihadistas de mentir, de tratar de evitar que salgan, de negarles alimentos y agua y de usarlos como escudos humanos.

Además de los civiles, el centro ruso informa que más de 100 milicianos depusieron sus armas y abandonaron el este de Aleppo usando el corredor especial establecido con este propósito.

Otro de los beneficios de la liberación de los distritos más al norte del este de Aleppo es que los residentes de toda la ciudad van a tener ahora agua potable segura. Hasta el día de hoy, la Estación de Bombeo de Agua Suleiman Al-Halabi había estado en manos de los yihadistas, quienes, según la agencia noticiosa árabe Al Masdar, frecuentemente cerraban el flujo de agua hacia el oeste de Alepo con el fin de castigar a la población por no apoyarlos. Esto ya no va a ser un problema.

Los medios de prensa occidentales no muestran mucho entusiasmo, lo cual no es sorpresa para nadie, por la serie de victorias del Ejército sirio.

"Han empezado a aparecer señales de que la tenaz resistencia ante la ofensiva del Ejército sirio y la fuerza aérea rusa en el este de Alepo pudiera estar desmoronándose en la medida en que miles de personas huyen hacia las zonas controladas por el gobierno, ya sea debido a la hambruna, los continuos asaltos aéreos o el avance de las tropas sirias" informa el jefe de redacción de la sección diplomática del Guardian, Patrick Wintour. El encabezado del cable de la agencia AP señala, "El avance del Ejército sirio desplaza a miles", lo dice todo. Alegan que no se está liberando a la población en el este de Alepo de las garras de los terroristas yihadistas, sino que, según AP, el avance del Ejército sirio "ha desencadenado una ola de desplazamientos dentro de la ciudad dividida, en donde miles de residentes evacuan sus edificios, y amenazan con partir el enclave de la oposición".