Rusia construirá una planta para producir vacunas en la "Ciudad del Conocimiento" de Ecuador

29 de noviembre de 2016

29 de noviembre de 2016 — Guillaume Long, ministro de Relaciones Exteriores de Ecuador, anunció el 13 de noviembre desde Moscú, que el prestigioso Instituto de Investigación de Vacunas y Sueros de San Petersburgo, Rusia, va a invertir $30 millones de dólares para construir una planta para producir vacunas y sueros en Yachay, la "Ciudad del Conocimiento", en Ecuador, que tendrá la capacidad para producir vacunas y sueros tanto para consumo nacional como para la región.

Long estuvo en Moscú participando en una reunión que hubo de los jefes de Estado de las cuatro naciones que presiden la Comunidad de Estados Latinoamericanos y del Caribe (Celac) y autoridades del gobierno ruso, y finiquitaron este acuerdo en una reunión con Victor Trukhin, director del Instituto de Investigación de Vacunas y Sueros de San Petersburgo, según informa un boletín de prensa del ministerio de Relaciones Exteriores.

El Instituto de San Petesburgo ya construyó una planta muy avanzada de producción de vacunas y sueros en Nicaragua, con una inversión de $14 mil millones de dólares, que cuando esté funcionando, estará en la capacidad de dar vacunas no solo a América Central y el Caribe, sino para toda Iberoamérica. Los acuerdos para construir una planta similar en la ciudad científica de Yachay, es emblemático del papel de Rusia y China en la colaboración con las naciones de Iberoamérica para desarrollar sus capacidades científicas y tecnológicas. El pasado 11 y el 12 de octubre se realizó la reunión de la Cuarta Comisión Comercial e Intergubernamental Ruso-Ecuatoriana, en Quito, en donde los participantes acordaron dar prioridad a la ampliación de la cooperación científica y tecnológica, y de llevar a cabo investigaciones conjuntas en los campos de la farmacéutica y de la tecnología de la información.

El acuerdo además incluye cláusulas para llevar a cabo el entrenamiento del personal en el área de investigación de medicamentos y de vacunas. El Instituto de San Petesburgo también dijo que va a reinvertir todas las ganancias para continuar el desarrollo científico y académico y en otras líneas de producción. Se espera que una delegación del Instituto llegue a Ecuador está próxima semana, para visitar el lugar donde se construirá la planta.