George Soros y los mega donantes celebran una reunión de tres días a puertas cerradas en Washington sobre cómo seguir desestabilizando

15 de noviembre de 2016

15 de noviembre de 2016 — Desde el domingo 13 y por dos días más, estuvieron reunidos unos 200 de los demócratas liberales más ricos —los que financiaron la campaña electoral de Hillary Clinton, ahora totalmente rechazada— para discutir cómo contrarrestar a Donald Trump y seguir tratando de hacerlo fracasar. Entre los asistentes se cuenta a George Soros y muchos otros financiadores de la Alianza Democracia (DA), una súper organización de campaña (Super-PAC) que él fundó junto con otros en el 2005.

Se dice que el temario fue desde frustrar los primeros 100 días de Trump, hasta cómo rescatar las candidaturas demócratas en el 2017 y 2018. A partir de la derrota de Clinton, la agenda planeada cambió radicalmente. Por ejemplo, la sesión que iba a ser "¿Pueden hackear nuestras elecciones?" se convirtió en "¿Fueron hackeadas las elecciones en el 2016?", según Político.

La DA, como se llama a sí mismo este club, tuvo como orador a George Soros mismo el martes en la mañana, hablando de su experiencia personal en la Segunda Guerra Mundial, lo cual significa su trabajo con los nazis. Este giro de Soros se agregó a la agenda solo después de los resultados electorales.

Se dice que entre los participantes en este pantano deprimente van a estar la congresista Nancy Pelosi, la senadora Elizabeth Warren y el copresidente de la Junta Progresista en el Congreso, Keith Ellison.