Opiniones europeas: el voto por Trump fue un voto en contra de las fallidas políticas económicas fracasadas de Occidente

11 de noviembre de 2016

10 de noviembre de 2016 — En declaraciones el día de la victoria electoral de Donald Trump, el dirigente del Partido Laborista británico, Jeremy Corbyn y el miembro del Parlamento Europeo por el Movimiento Cinco Estrellas de Italia (M5S), Marco Zanni, le atribuyeron ambos el triunfo al rechazo a los políticos tradicionales, y en especial a sus políticas económicas fracasadas.

Corbyn señaló que “es comprensible que muchos en Gran Bretaña y otras partes estén choqueados por la victoria de Donald Trump en las elecciones presidenciales de Estados Unidos, de la retórica en torno a esto y lo que significan estos resultados electorales para el resto del mundo, así como también para Estados Unidos. La elección de Trump es un rechazo inequívoco a los políticos y a un sistema económico que simplemente no está funcionando para la mayoría de la población. Un sistema que ha impuesto una desigualdad y estancamiento cada vez mayor o reducción en los niveles de vida para la mayoría de la población, tanto en Estados Unidos como en Gran Bretaña. Este es un rechazo a un consenso económico fracasado y a una élite gobernante que se sabe que no escucha. Y la rabia popular que llevó a Donald Trump al puesto se ha visto reflejada en convulsiones políticas por todo el mundo.

“Pero algunas de las respuestas de Trump a los grandes problemas que enfrenta Estados Unidos, y la retórica divisionista en torno a estos, claramente están equivocadas. Sin embargo, yo no dudo que la decencia y el sentido común de la población estadounidense van a prevalecer y le enviamos nuestra solidaridad a esa nación de emigrantes, innovadores y demócratas. Después de ésta última llamada de alerta, no podría ser más claro que se necesita una verdadera alternativa al sistema económico y político fracasado. Esa alternativa se tiene que basar en el trabajo conjunto, en la justicia social y un renacimiento económico, en vez de estar sembrando miedo y división. Y las soluciones que ofrezcamos tienen que mejorar las vidas de todos, no enfrentar un grupo de personas en contra de otro. Los estadounidenses ya escogieron. Ahora es urgentemente necesario que todos nosotros trabajemos en todos los continentes para hacerle frente a nuestros desafíos globales comunes; para garantizar la paz, emprender acciones en contra del cambio climático y poder garantizar la prosperidad económica y la justicia”.

En mensaje publicado en su página de Facebook y en su página del Parlamento Europeo, Zanni escribió: “Anoche se produjo otra bofetada en la cara de las élites globales, de las cuales Estados Unidos es la cuna y sus cuarteles generales. Ya estoy viendo comentarios de escritorzuelos…sobre las consecuencias de esta votación, pidiendo a gritos que se suspenda la democracia porque los ciudadanos estadounidenses no entienden nada y no votaron como deberían. Una vez más, no quieren entender que los desastres de nuestros tiempos no son consecuencias de dichos acontecimientos sino que se deben a las políticas y designios que ellos han promovido y que han llevado a una pobreza, desigualdad y destrucción generalizada. Por enésima vez, no quieren entender el fuerte mensaje que les asestaron los votantes, personas normales, que viven en carne propia los problemas diarios y que quieren un cambio. Están por verse el referendo en Italia, las elecciones en Francia y Alemania y finalmente en nuestro país. Están por producirse más bofetadas en la cara”.

Zanni habló en la conferencia del Instituto Schiller del 25 y 26 de junio en Berlín en donde hizo un llamado a implementar la separación bancaria estilo Glass-Steagall en Europa.