En histórica reunión de los Primeros Ministros de Rusia y China en San Petersburgo, trazan la visión de "todos ganan" para el futuro

9 de noviembre de 2016

8 de noviembre de 2016 — Durante la reunión que sostuvieron este 7 de noviembre en San Petersburgo, para la 21ava Reunión Regular de los Jefes de Gobierno de Rusia y China, el primer ministro chino Li Keqiang y el primer ministro de Rusia, Dmitry Medvédev, esbozaron una visión de cooperación en donde "todos ganen" para fortalecer su asociación estratégica mediante una gama asombrosa de acuerdos de cooperación bilaterales.

Después de sus pláticas privadas, se unieron a las discusiones de los dos dirigentes los ministros y viceministros a nivel de gabinete, así como también los directores generales de importantes compañías rusas, para firmar acuerdos con funcionarios del gobierno chino. Entre algunas de las áreas en las que se firmaron acuerdos de cooperación se encuentran la energía (incluyendo nuclear), comercio e inversiones, ciencia y tecnología, cultura, construcción de infraestructura y cooperación en seguridad y antiterrorismo.

"Hemos discutido prácticamente sobre todos los temas fundamentales de cooperación económica, inversiones, y sociales, entre nuestros dos países" dijo Medvédev en la conferencia de prensa, después de la reunión bilateral. "Rusia y China tienen estrechos vínculos de cooperación y asociación estratégica. Somos verdaderos amigos. Compartimos un enfoque común en muchos temas globales" trabajamos juntos en muchas organizaciones multilaterales, como las Naciones Unidas, el G-20, el BRICS y la Organización de Cooperación de Shangai (OCS), "y estamos llevando a cabo grandes proyectos, entre ellos la alineación de la Unión Económica Euroasiática con la Franja Económica de la Ruta de la Seda".

Las reuniones regulares que sostienen los dos jefes de gobierno, dijo Medvédev. "son realmente bastante originales, en el sentido de que no tenemos un mecanismo parecido establecido con ningún otro país. Estas cumplen con la función tan importante de darle contenido concreto a nuestras relaciones y nos ofrecen la oportunidad de discutir proyectos prometedores como parte de nuestra asociación abarcadora y de cooperación estratégica".

En entrevista con TASS publicada el 6 de noviembre, Li Keqiang se hizo eco de los sentimientos de Medvédev, y destacó que la colaboración de China y Rusia en organizaciones como la APEC (Asociación de Cooperación Económica Asia Pacífico) el BRICS y el G-20,"es de gran importancia en la promoción de una recuperación sustentable de la economía global, el mejoramiento del manejo económico global y la construcción de una economía global inclusiva, basada en las innovaciones, dinámica e interdependiente". Como miembros del Consejo de Seguridad de la ONU, agregó, ambos países están haciendo grandes esfuerzos por garantizar que se respeten los propósitos y principios de la Carta de la ONU y "las reglas básicas en las relaciones internacionales", para "encontrar soluciones políticas a los apremiantes problemas regionales e internacionales y promover un orden mundial más justo y equilibrado".

Como muestra de lo estrecho de su cooperación, el Primer Ministro de Rusia anunció que Li y él acordaron establecer una quinta comisión intergubernamental que maneje la cooperación entre el Lejano Oriente de Rusia y las regiones del noreste de China. En sus comentarios a TASS, Li había subrayado la importancia de ir más allá del nivel de gobierno para ampliar la cooperación a nivel interregional. La creación de esta comisión nueva, dijo Medvédev, "es prueba de la profundidad de nuestra cooperación en la práctica. La situación económica global está hoy muy lejos de ser sencilla y esto ha afectado también nuestro equilibrio bilateral. Hemos preparado un paquete grande de documentos que reflejan el estado actual de las relaciones de nuestra asociación y marcan el inicio de nuevos niveles de desarrollo en los vínculos económicos, comerciales, sociales y humanitarios entre nuestros dos países".

Li afirmó que la cooperación comercial y económica entre los dos gobiernos se "desarrollará de una manera integral. Es necesario tomar las medidas necesarias para restablecer y ampliar el comercio bilateral y al mismo tiempo fomentar las inversiones mutuas y la cooperación en la producción". China le da su beneplácito, dijo, a las inversiones de "fuertes empresas de Rusia... Es importante establecer el papel de guía que deben tener los grandes proyectos estratégicos" y al mismo tiempo apoyar la participación de compañías pequeñas y medianas".