En la declaración de Sucre, los Presidentes de Perú y Bolivia acuerdan construir el tren bioceánico

5 de noviembre de 2016

5 de noviembre de 2016 — Este 4 de noviembre en la ciudad de Sucre, Bolivia, al final de la cumbre binacional de tres días entre sus gabinetes de gobierno respectivos, Pedro Pablo Kuczyinski (PPK), Presidente de Perú, y Evo Morales, Presidente de Bolivia, firmaron la “Declaración de Sucre”, la cual, entre otras cosas, compromete a los dos gobiernos a construir el tren bioceánico, los puertos e infraestructura de caminos relacionados con este.

La ruta acordada irá de la ciudad de Ilo en Perú (cuyo puerto tiene que aumentarse), para atravesar las ciudades de Santa Cruz, Oruro y La Paz, en Bolivia, hasta llegar al puerto brasileño de Santos. Según Martín Vizcarra, vicepresidente de Perú, quien es también titular del ministerio de Transportes y Comunicaciones, además de suscribir “un memorándum de entendimiento específicamente del corredor bioceánico Perú-Bolivia, con plazos y tareas que nos hemos dado cada uno de los ministerios”, los dos gobiernos firmaron también un acuerdo para construir otros cuatro corredores de transporte.

Aunque PKK reiteró durante su reunión con Morales que la ruta norte del tren Brasil-Perú que respalda China, propuesta en la cumbre del BRICS en Brasil en el 2014, es “más costosa” y causaría “un gran problema ambiental”, y se debe rechazar, tanto China como específicamente la China Railway Company están todavía muy interesados en esa ruta. En el contexto del Nuevo Paradigma emergente, y la creciente participación de China en la construcción de la infraestructura de Latinoamérica, no hay razón por la cual no se debiera construir, junto con muchos otros proyectos. Puede ser que PPK reconozca que China es una fuerza de liderato en la nueva realidad global, pero no se debe pasar por alto sus 40 y tantos años de servicio a Wall Street y a la City de Londres.

Morales estaba muy contento con el resultado de la Cumbre de Gabinete Binacional. Evo Morales describió el proyecto como “el canal de Panamá del siglo 21 y el Qhapaq Ñan del siglo 21”. (Qhapac Ñan fue la ruta que unía al imperio Inca o Tahuantinsuyo, y era un sistema de caminos de enormes distancias en la civilización incaica que vinculaba las ciudades importantes de la costa y de la sierra.) Dada las tensiones actuales con Chile, y la huelga en el puerto chileno de Arica, por el cual salen hacia Asia la mayor parte de los productos de Bolivia, Morales está muy interesado en cerrar un acuerdo de largo plazo para usar el puerto peruano de Ilo. Según lainformacion.com, el Congreso peruano está considerando actualmente un acuerdo del 2010 que si fuera aprobado, beneficiaría a Bolivia con un contrato para usar el puerto por 99 años.