Comisión de Derechos Humanos de la ONU investigará al juez brasileño de "Lava Jato" por abuso de poder.

1 de noviembre de 2016

1 de noviembre de 2016 — La Comisión de Derechos Humanos de las Naciones Unidas (CDHNU) anunció el 27 de octubre que investigará la demanda que introdujeron los abogados del ex Presidente de Brasil Lula da Silva contra el juez Sergio Moro, el juez que encabeza la fraudulenta campaña dizque anticorrupción en Brasil, la operación “Lava Jato” (Operación Autolavado), porque el juez ha abusado de su cargo, y violó los derechos de Lula “a la privacidad, a no ser detenido arbitrariamente y a su presunción de inocencia”.

Moro, agente del FBI y del Departamento de Justicia de Estados Unidos, acusó a Lula de ser el capo de una maquinaria de corrupción gigante que incluye a la compañía de petróleo Petrobras y al Partido de los Trabajadores (PT) que fue fundado por Lula. En marzo de este año, en una maniobra mediática, Moro encarceló a Lula por una noche, y lo ha seguido acusando por una multitud de delitos, a pesar de no tener ninguna evidencia.

Al pedir que la CDHNU haga una investigación, los abogados de Lula declararon que el caso en contra de su cliente es “sumamente político” y es el resultado de una serie de violaciones arbitrarias a sus derechos, como es el caso del allanamiento ilegal a su casa y a la de sus hijos, así como a las oficinas del Instituto Lula. Afirmaron que Moro le dio a la prensa información confidencial, dio a conocer grabaciones obtenidas de forma ilegal, y utilizó las detenciones temporales de sospechosos claves para obtener declaraciones acordadas para incriminar a Lula.

En una entrevista con el periódico argentino Página 12, que fue publicada el 30 de octubre, el abogado de Lula, Cristiano Martins, señaló que no encontraron ni un solo indicio que corrobore ninguna de las acusaciones hechas en contra de su cliente, a pesar de que las autoridades llevaron a cabo investigaciones exhaustivas. El caso contra Lula, afirmó, es un caso del empleo de mecanismos judiciales “que tienen una apariencia de legalidad”, para perseguir a una persona inocente. Miren el arresto de Lula que se llevó a cabo el 4 de marzo, dijo Martin. “¿Por qué [Moro] empleó la fuerza, si no existía ningún delito? Para acumular acusaciones vacías. Desde que Lava Jato comenzó, siempre estuvo claro que el objetivo final era Lula”.

Como muestra Martins, Moro aprovecha cualquier oportunidad para promoverse, como se pudo observar en la presentación oficial que hizo del libro que habla de él y de Lava Jato. El autor del libro, Vladimir Neto, de la indecente red Globo, la cual jugó un rol clave en el golpe de Estado de los banqueros internacionales contra la Presidente Dilma Rousseff, ya vendió los derechos para una serie de televisión que Netflix transmitirá en el 2017.