El castillo de naipes del Obamacare se colapsa sobre el asesino Obama

26 de octubre de 2016

26 de octubre de 2016 — Este fin de semana pasado se hizo patente qué tan indiferente es Barack Obama al aumento de las muertes causadas por la epidemia de opiáceos y la adicción a la heroína en Estados Unidos, cuando detuvo las medidas establecidas para tomarse en contra de los distribuidores farmacéuticos que inundan con miles de millones de dólares de píldoras de opiáceos a las farmacias y al mercado negro. La estrategia del gobierno de Obama, informó el Washington Post con muchos detalles, es de "trabajar con" los grandes distribuidores de fármacos y las grandes compañías farmacéuticas, para encontrar formas "más saludables" de opiáceos.

Ahora, el otro plan grande en el que Obama trabajó hombro a hombro con las grandes farmacéuticas, su programa de seguros médicos (el Obamacare), está golpeando muy duro a los estadounidenses en su nivel de vida, y ya se reconoce casi universalmente que es un fracaso.

Los "titulares de las noticias" a dos semanas del día de las elecciones presidenciales, dicen que la póliza del plan promedio del seguro médico del Obamacare aumentará en un 25% en todo el país a partir del 2017, según lo anunció oficialmente el Departamento de Salud y Servicios Sociales de Estados Unidos. En comparación, el año pasado el aumento fue de un 7.5%.

Este 25% será la base para elevar el subsidio en crédito fiscal que los estadounidenses reciben para pagar sus pólizas. El gobierno está impulsando con gran desespero la idea de que las pólizas del Obamacare seguirán siendo económicamente asequibles, cosa que ya es un chiste malo incluso si la cobertura de esas pólizas no fuera cada vez menor.

Pero de hecho, un mapa y un informe que fue publicado por el diario USA Today muestra que ya 13 estados aprobaron hacer aumentos de más de 30%, y unos 21 estados ya aprobaron aumentos individuales a la pólizas de 20% o más, como promedio a todo el estado en el 2017. Illinois es el estado que más recientemente aprobó para el 2017 un aumento del 50% para los planes más económicos bronce, plata y oro. Cuatro de estos estados aprobaron aumentos promedios de 50 a 75%.

Entonces, millones de estadounidenses serán saqueados totalmente por esta subida de las pólizas, tengan o no subsidio de crédito fiscal.

En otros cinco estados hay aseguradoras que piden aumentos promedios de más de un 20%, aunque todavía no se ha aprobado.

"El castillo de naipes del Obamacare se colapsa" fue el titular típico en el New York Daily News.