Gente de Clinton habla del 'daño severo' provocado por LaRouche a Obama

21 de octubre de 2016

19 de octubre de 2016.- Entre los 15,000 correos electrónicos intercambiados por los altos lugartenientes de Clinton, Sidney Blumenthal y John Podesta, y hechos públicos por Wikileaks se incluyen algunos que muestran el impacto sobre el Presidente Obama y Hillary Clinton de las denuncias del movimiento de Lyndon LaRouche. El tema son las dos materias críticas, una el Obamacare y la otra, la necesidad de restablecer la Ley Glass-Steagall.

En uno de los correos electrónicos del asesor de Clinton, Sidney Blumenthal a Podesta, con fecha 1 de enero de 2010, Blumenthal incluye un repaso extenso (no muy favorable) a la personalidad de Obama y las perspectivas del hijo de Blumenthal, el autor Max Blumenthal -en particular cómo hacerle frente a los ataques a la ley del Obamacare.

Cita a Max Blumenthal:”El rumor más dañino, adoptado por el culto de Lyndon LaRouche, refinado por la ex vicegobernadora del Estado de Nueva York Betsy McCaughey y popularizado por Palin, fue que la propuesta de reforma a los sistemas de salud de Obama incluían un plan para instituir los ‘paneles de la muerte’, Aunque el Presidente pidió que hubiera concertación y una posición razonable, la derecha repitió sus acusaciones carente de base una y otra vez, insistiendo en que el Presidente tenía un plan secreto para desconectar a la abuela, aplicarle la eutanasia a las personas con discapacidad severa y matar a los enfermos. Aunque parece que las reformas en los sistemas de salud van a ser aprobados, si bien de una forma severamente diluidas, Obama nunca se recuperó del daño que le infligieron a su posición política los recordatorios sobre la mortalidad de la derecha” [énfasis añadido -NDR]

Lo que el equipo de Clinton estaba discutiendo por fuera de la atención pública (o de Obama) es el hecho que conocían muy bien la EIR y LaRouche PAC en ese entonces. Fuentes congresionales le habían dicho a la EIR que el entonces Jefe de Personal de Obama, Rahm Emanuel, había ido hecho una furia a las oficinas de los congresistas, echando lumbre por las intervenciones que habían tenido los activistas de LaRouchePAC en eventos de “despliegue” del Obamacare en el 2009. Una de las intervenciones, de parte del asociado de LaRouche, Anton Chaitkin, enfureció totalmente al hermano de Rahm Emanuel. Ezekiel (quien se ganó el mote de “EZ-kill Emanuel por promover abiertamente la eutanasia para los ancianos, desde su puesto de planificador clave del Obamacare). Fuentes en el Congreso informaron que EZ-Kill estaba furioso “Me llamó fascista a MI; ¿cómo es posible que alguien me pueda decir fascista a MI?” (Emanuel es judio).

Cuando se le dió un informe sobre las discusiones entre la gente de Clinton del “daño” causado a Obama, LaRouche dijo hoy simplemente: “Es cierto, que bueno. Estoy orgulloso de haberlo hecho” Y enfatizó que todavía sigue siendo muy peligroso el “desechado” Obama, quien amenaza con una guerra mundial con sus provocaciones contra Rusia.