Obama, aborrecido por amenazar con vetar la ley JASTA y por traicionar a las familias del 11-S

13 de septiembre de 2016

12 de septiembre de 2016 — Obama no solo está aislado en el ámbito internacional, sino también en Estados Unidos, luego de su amenazar con proteger a los patrocinadores del terrorismo saudíes y vetar la Ley de Justicia Contra los Patrocinadores del Terrorismo (JASTA, por sus siglas en inglés) que fue aprobada por la Cámara de Representantes y por el Senado de manera unánime. Toda la prensa de Estados Unidos está replete de encabezados y referencias al hecho de que el Congreso tiene los votos para contrarrestar su veto.

Terry Strada, viuda del 11-S y una de las líderes de las familias del 11-S que han demandado a Arabia Saudita, está haciendo un llamado al Congreso para que se quede en Washington y no permita que Obama aplique a la JASTA un "veto de carpetazo".

"Esto es más importante que irse a hacer campaña" para su reelección, le dijo la señora Strada al diario New York Times. "Pueden irse a hacer campaña después. No van a tener otra oportunidad par aprobarla de nuevo. Esto es la prioridad".

Obama sabe que habría una respuesta política fatal en contra de su veto, porque hay un respaldo nacional abrumador hacia las víctimas del 11-S y hay cada vez más furia en contra de los saudíes por su papel en el apoyo al terrorismo yihadista, incluyendo a Al Qaeda y al EIIS.

Así que la Casa Blanca está desesperadamente tratando de recurrir al "veto de carpetazo", un procedimiento que le permite al Presidente que un proyecto de ley quede muerto automáticamente después de 10 días, si el Congreso levanta las sesiones antes del período de 10 días en que el Presidente debe de promulgar la ley, o vetarla. Ha trascendido que los abogados de la Casa Blanca tratan de alegar que una sesión "pro-forma" (es decir, una sesión que se realiza únicamente para mantener la formalidad del período de sesiones) significa que en realidad el Congreso ha levantado la sesión; con ese argumento pretendería la Casa Blanca alegar "carpetazo" contra la JASTA.

Las familias del 11-S y los congresistas patrocinadores de la JASTA piensan que tienen los votos para anular el veto de Obama, y las reseñas de la prensa reflejan esto: "Obama se enfrenta al primer veto anulado de la Presidencia", según el periódico Politico; "¿Podría el Congreso anular el esperado veto de Obama?", según el encabezado de International Business Times; "La Cámara aprueba unánimemente la ley 11-S; asienta el primer veto anulado de Obama", señala el Daily Caller. Incluso el servicio noticioso Bloomberg que asumió la línea oficial de Obama contra la JASTA, escribió que "Obama en un aprieto diplomático..."

Los saudíes, que hicieron su rabieta contra la JASTA dese el pasado abril, cuando el ministro de Relaciones Exteriores amenazó con rematar los $750 mil millones que se supone tiene el reino en bonos y certificados del tesoro de Estados Unidos, han guardado silencio hasta ahora.