Director del CDC advierte: casi exhaustos los fondos para combatir el Zika

7 de septiembre de 2016

7 de septiembre de 2016 — El Dr. Thomas Frieden, director del Centro para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) anunció a la prensa el 29 de agosto que los fondos federales para combatir el virus del Zika casi se han agotado, según informó el New York Times el 30 de agosto. Frieden advirtió que si apareciera en Florida, por ejemplo, otro paquete de casos transmitidos localmente —aparte de los 47 casos identificados hasta la fecha— o si otros estados enfrentaran situaciones similares, el CDC se vería imposibilitado para enviar fondos de emergencia.

"La despensa está vacía" dijo Frieden. "No hay forma de proveer esto". Después del paso del huracán Hermine por Florida y las inundaciones en Louisiana, los funcionarios estatales de salud temen que brote el Zika en esos estados, junto con otras enfermedades transmitidas por mosquitos. Una de las zonas más vulnerables, la costa del Golfo de México, apenas está a la mitad del período de alta incidencia de mosquitos, advirtieron los funcionarios de salud, y agregaron que tanto Houston como Nueva Orleans bien pudieran sufrir brotes.

Se espera que ahora que regrese a sesiones el Congreso, incluya entre sus altas prioridades el financiamiento al combate del Zika, pero está plagado de peleas políticas. No se aprobó la solicitud de Obama de $1,900 millones para combatir el Zika y el Senado tenía programado votar sobre un paquete de $1,100 millones contra el Zika propuesto por los republicanos, pero los demócratas lo están bloqueando, porque excluye a Planned Parenthood como una de las agencias que recibiría financiamiento.

Esto es una locura, advierte Frieden. Están en riesgo programas fundamentales, si no se aprueba el financiamiento, y se refirió a la situación de Puerto Rico como una de los casos particularmente desastrosos, ya que ni siquiera tiene una agencia de control del mosquito y sin embargo es el que tiene el mayor número de casos del Zika en Estados Unidos, que lleva a casi 9,000 casos.