Lo principal

                                                                                                                                                                                                                                                                                        

Obama respalda abiertamente la toma de Siria por parte de Al-Qaeda

8 de agosto de 2016
Fotos de la Gran Mezquita de Alepo, Siria, antes y después. Foto Cortesía del álbum Antes y Después del Restaurant Olympia. [facebook.com/Olympia.Re]

7 de agosto de 2016 — En la batalla decisiva por Alepo, ha quedado en claro y es público que la Casa Blanca de Barack Obama, el Departamento de Defensa, y el Departamento de Estado —y la embajadora de Estados Unidos en las Naciones Unidas— respaldan la toma de la ciudad más grande de Siria por parte de Al-Qaeda, que podría ser su “plataforma” para acabar con el gobierno de Siria y tomar el poder.

Obama está exigiendo que el gobierno de Siria levante el sitio a al-Nusra/al-Qaeda en el Este de Alepo, el cual podría efectivamente poner fin a la amenaza de un “califato” terrorista en todo el Oriente Medio. Obama y los seguidores de Hillary Clinton en la prensa, están calificando el cerco que tiene el gobierno contra al-Qaeda como un ataque a la población civil de Alepo, y alientan a los yijadistas para que rompan el sitio; Samantha Power, la embajadora de Obama ante las Naciones Unidas está exigiendo públicamente que los civiles no aprovechen la oportunidad para salir del Este de Alepo, sino que más bien se queden ahí con sus “defensores” de al-Qaeda mientras Estados Unidos le exige a Rusia que acepte que se levante el sitio.

Una vez más la política de Obama y Hillary Clinton “contra el terrorismo” es una excusa fraudulenta para hacer la guerra. Sus políticas de guerra engendran e incluso abiertamente respaldan más terrorismo, y apoyan a los “aliados” como Arabia Saudita y “Londonistán” en su patrocinio del terrorismo. La embajadora estadounidense Power es una defensora completamente desacreditada del derecho de Obama a tumbar cualquier gobierno en el mundo por medio de la guerra, para sus propios fines “humanitarios”.

Sus verdaderos “fines humanitarios” consisten en enfrentar y provocar a la Rusia de Putin, y a China, hasta el punto de llevarnos a una guerra global. Toda la presidencia de Obama ha sido un fraude. Y Hillary Clinton debería estar avergonzada por lo que ha llegado a convertirse trabajando para Obama.

La Casa Blanca de Obama está tomando este último paso, aún más despreciable y potencialmente fatal, mientras que el sistema financiero transatlántico se estrella de nuevo. El enorme banco alemán, Deutsche Bank, es solo el que está más cerca del fondo de una vorágine de deudas especulativas que están arrastrando a todos los grandes bancos de Europa y de Estados Unidos. Una mayor impresión de dinero y más “emisión cuantitativa” de los bancos centrales en este momento, solo aceleraría la vorágine.

No puede ser que la única “solución” sea que las potencias de Eurasia paguen el castigo de una guerra global, solo por seguir creciendo y aumentar su productividad.

Se necesita un Nuevo Paradigma por el cual las naciones cooperen para lograr el crecimiento y la productividad de sus trabajadores, y por el progreso científico de la humanidad. Se necesita una nueva Presidencia comprometida con ese paradigma en Estados Unidos.

El Instituto Schiller de Helga Zepp-LaRouche, que ha organizado un gran número de conferencias en todo el mundo sobre este Nuevo Paradigma, hoy publicó el folleto sobre su conferencia del “Nuevo Paradigma” que tuvo lugar el 25 y el 26 de junio este año en Berlín, Alemania.

Hay que darle a este folleto la circulación más amplia de inmediato. Como señaló Helga Zepp-LaRouche el domingo 7, con relación al llamado que ha hecho un destacado economista alemán para nacionalizar urgentemente el Deutsche Bank: "Este sistema está perdido. No sean complacientes al respecto. El momento es, realmente, 'en cualquier momento' ".

                                                                                                                                                                                                                                                                                        

MATERIAL DE APOYO


Prominente economista alemán pide la nacionalización de emergencia del Deutsche Bank

8 de agosto de 2016 — Por cuarto domingo consecutivo, el periódico financiero más importante de Alemania, el Frankfurter Allgemeine Zeitung publicó un análisis sobre la situación peligrosa y cada vez más menguante del banco más grande de Alemania, el Deutsche Bank. Este domingo FAZ entrevistó a un economista alemán muy prestante, quien dijo que "¡hay que nacionalizar al Deutsche Bank de emergencia! Está en una crisis peor que la del 2008" cuando hubo el pánico financiero global.

Que Martin Hellwig del Instituto Max Planck de Bonn haya hecho este llamado, en un país en donde nunca antes se había hablado de nacionalización, ni en los peores momentos del pánico y desplome del 2007-2008, indica que el Deutsche Bank está a punto de hacer implosión a menos que lo "salven". Y el FMI ya encontró formalmente que este es el banco que "difunde más riesgo" a otros bancos y al sistema bancario en general, que cualquier otro banco en el mundo. Su implosión desataría un crac económico generalizado, que exacerbaría las confrontaciones que ahora impulsa el gobierno de Obama y la OTAN en contra de Rusia y China.

Hace unas cuantas semanas, la fundadora del Instituto Schiller y presidenta del partido BüeSo de Alemania, Helga Zepp-LaRouche hizo un llamado público de que "el Deutsche Bank tiene que ser rescatado en aras de la paz mundial" https://es.larouchepac.com/es/20160713/helga-zepp-larouche-se-debe-rescatar-al-deutsche-bank-en-aras-de-la-paz-mundial. Ella y Lyndon LaRouche dijeron que se tenían que reorientar los programas de inversión del banco hacia un proceso de desarrollo industrial e infraestructural, a los programas que tenía su gerente general Alfred Herrhausen, quien fue asesinado el 30 de noviembre de 1989.

Hellwig declaró en el FAZ que "los bancos de inversiones le chuparon todo al Deutsche Bank" por más de una década, así que su crisis terminal ni siquiera tiene su origen en el pánico global del 2008. Se tiene que nacionalizar, dijo Hellwig, porque cualquier intento por "desacelerarlo" (es decir, tratar de "resolver" el problema del megabanco por medio de los rescates internos contra sus tenedores de bonos, etc.) solo difundirá más riesgo hacia todo el sistema bancario. Lo mismo se aplica al BNP Paribas de Francia, dijo. A una pregunta sobre si el Deutsche Bank tiene un plan interno para evitar la implosión, Hellwig dijo que los planes del banco son tráfico de información privilegiada, especulación, fusiones y adquisiciones etc.

Finalmente, a una pregunta sobre si él personalmente consideraría manejar un Deutsche Bank nacionalizado, Hellwig objetó que él no es apto para el trabajo porque él se toma su tiempo para pensar y tomar decisiones y para el Deutsche Bank, no hay tiempo.

Zepp-LaRouche subrayó que es muy raro que en Alemania se proponga la nacionalización y que de hecho esto hacía resaltar que ya no hay mucho tiempo; se tiene que llevar adelante su propuesta para salvar al megabanco pero para convertirlo efectivamente en un banco de desarrollo. "Este sistema está condenado. No nos engañemos y no nos pongamos complacientes; podría estallar en cualquier momento" dijo.



Es Al-Qaeda a quien ahora respalda abiertamente Obama en Siria

8 de agosto de 2016 — Aunque existen informes contradictorios en los medios a nivel mundial sobre los fieros combates en el este de Alepo en Siria, una cosa es clara: Las fuerzas yihadistas que actualmente tienen sitiadas el Ejército sirio en el este de Alepo y que también está atacando a ese ejército desde el suroeste para tratar de romper el cerco, es simplemente Al-Qaeda.

Un grupo de árabes-estadounidenses llamados Ikras, cuya inteligencia aunque políticamente incorrecta es precisa, informó que un 85% de los "rebeldes" que combaten actualmente en el este de Alepo pertenecen a la formación de Al-Qaeda que, hasta hace unos meses, se llamaban a sí mismos Jabhat al-Nusra, así como también los combatientes yihadistas que están tratando de romper el cerco del ejército árabe sirio desde afuera. El 15% restante pertenece a otros 22 grupos que cambian de afiliación a cada rato y que combaten junto con Al-Nusra. La gran mayoría nunca han vivido anteriormente en Alepo y la mitad de ellos no son sirios.

Esta es entonces la fuerza terrorista de Al-Qaeda, cuyo cerco y sitio el Departamento de Estado de Obama, a través de su vocero, el almirante John Kirby, está pidiendo a Rusia y Siria que levante. El fraude desacreditado de Obama de la embajadora ante la ONU y devota de guerras de cambio de régimen Samantha Power, ha estado calificando de "espeluznante" el cerco que el gobierno sirio tiene sobre Al-Qaeda en Alepo y un "encerramiento para 250 a 300,000 civiles". Ella ha exigido que esos civiles no salgan del este de Alepo usando los corredores establecidos con ese propósito; y ha exigido que los rusos hagan que el gobierno sirio levante el sitio.

El 6 de agosto Obama dijo que él no confiaba nada en lo que Rusia está haciendo en Siria y también dijo que se debe levantar el sitio en el este de Alepo.

Estos combatientes de Al-Qaeda continúan recibiendo armamento como los misiles contra tanques TOW, junto con armas suministradas por los saudíes, aunque el New York Times informa hoy que ese flujo ha disminuido en las últimas semanas debido a los cortes en las rutas de abastecimiento por parte del Ejército sirio y fuerzas aliadas.

Como advirtiera recientemente el veterano presidente de la Comisión Militar de la OTAN, general Harald Kujat (retirado de la Bundeswehr de Alemania) en la radio Deutschlandfunk, cualquiera que esté hablando de defender a los "rebeldes" que combaten en contra del gobierno de al-Assad en Alepo, están hablando de apoyar a Al-Qaeda, al-Nursa, y a EIIS,

Precisamente lo que Obama está haciendo ahora, con llamados de los medios que apoyan fuertemente a Hillary Clinton, como el Washington Post de hoy, para que se haga mucho más de lo mismo,

Y como observó Lyndon LaRouche el 6 de agosto sobre este punto "Hillary Clinton debería sentir vergüenza de ella misma por ser quien es".