Rusia fomenta un "bloque europeo no tan unificado" en vísperas de la cumbre de la OTAN y el voto de las sanciones

5 de junio de 2016

4 de junio de 2016 — Las últimas operaciones de flanqueo del Presidente de Rusia, Vladimir Putin, consisten en medidas dirigidas a sacar a varios países asiáticos de la órbita de los británicos y Obama para atraerlos hacia el BRICS y al programa de la Nueva Ruta de la Seda; jugar la "carta LaRouche" (luego de la entrevista que publicó Tass el 31 de mayo con Helga Zepp-LaRouche, Sputnik reseñó el 3 de junio la declaración y llamado contra el plan de guerra de la OTAN que está circulando el movimiento de LaRouche internacionalmente, a través de una entrevista con el colaborador de LaRouche en Bélgica, Karel Vereycken); y un esfuerzo concertado para profundizar las fisuras políticas en Europa y dentro de Estados Unidos.

La vocera del Ministerio de Relaciones Exteriores de Rusia, Maria Zakharova, le dijo a los periodistas el 2 de junio que Rusia sigue insistiendo en la coordinación militar con Estados Unidos en el combate al terrorismo en Siria. "Al principio, Estados Unidos no respondió, pero luego se dio cuenta de la necesidad de la coordinación debido 'a la situación en el terreno', y ahora los militares mantienen contactos". Señaló que, a pesar de que Washington a veces "se niega al trabajo conjunto, eso no resulta muy como debiera: aunque disuade a otros para que no interactúen con Rusia, ellos mismos están coordinado los esfuerzos con Rusia. Parece que los intereses de un arreglo pacífico se han hecho más importantes que los intereses de las sanciones".

El vocero del Kremlin, Dmitri Peskov, respondió el lunes 30 de mayo al anuncio de que el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, asistiría al Foro Económico Internacional de San Petesburgo del 16 al 18 de junio, diciendo que "obviamente que le damos nuestro beneplácito a esta disposición a llevar a cabo un diálogo", pero recomendó que la gente no se "complazca con un optimismo excesivo y busque un sigo de gran avance a cada paso". Más bien, "vemos que a pesar de las decisiones generales que se han tomado en Bruselas, muchos países europeos todavía manifiestan su interés en mejorar las relaciones y de ampliar la cooperación con Rusia a nivel bilateral, a fin de compensar las pérdidas de los últimos dos años", agrego Peskov. Mientras tanto, el asistente del Presidente ruso, Yuri Ushakov, anunció que Putin ha agregado a Juncker a la lista de reuniones bilaterales que sostendrá durante los descansos del Foro Económico Internacional, al cual también asistirán Nursultan Nazarbayev de Kazajstán y Mateo Renzi de Italia, quienes darán sendas conferencias en el Foro.

Los medios informativos rusos también están informando sobre el asunto. El 2 de junio la agencia Sputnik publicó una nota con el encabezado de "Sanciones contra Rusia: Rebelión en marcha en el bloque europeo ni tan unificado", en el cual señala de entrada que "Le guste o no a Washington, está en marcha una rebelión en contra de las sanciones a Rusia en el bloque europeo ni tan unificado", y observa que "la verdad del asunto es que la política de sanciones de la Unión Europea está hasta la coronilla, en tanto que cada vez más miembros expresa su insatisfacción con el régimen de sanciones estrictas".

Otro artículo de Sputnik fechado el 2 de junio toma como punto de partida un comentario del columnista de Bloomberg, Leonid Bershidsky, para hacer el siguiente comentario: "Bershidsky señala que tanto el Kremlin como personalidades europeas influyentes 'están buscando las vías para empezar a desactivar el enfrentamiento sin agachar la cabeza' y pasando por encima de Washington, que sigue insistiendo en las medidas punitivas".